Cristina Cifuentes y Ángel Garrido
Cristina Cifuentes y Ángel Garrido - EFE

Cifuentes cesa al responsable de no enviar las actas del Canal a la comisión de corrupción

El Gobierno regional asegura que los 35 expedientes se entregarán este mismo lunes a los grupos de la Asamblea

MadridActualizado:

El responsable de que no se enviaran las actas del Canal de Isabel II a la comisión de investigación sobre la corrupción, autorizado por el juez desde el pasado 18 de diciembre, ha sido cesado. Fuentes del Gobierno regional indicaron que Sebastián Sánchez dejará de ser el subdirector general de Régimen Jurídico y Desarrollo Normativo, tras no dar aviso de que llegó la notificación del Juzgado de Instrucción número 6. Además, asegura que este mismo lunes se subsanará el error y se facilitará la documentación a todos los grupos.

El anuncio se ha hecho después de conocerse que el Gobierno que preside Cristina Cifuentes no facilitó 35 expedientes relativos a la expansión del Canal en América Latina, investigada en el caso Lezo. El Ejecutivo insiste en que no hay ánimo de ocultar la documentación a la comisión, como señala la oposición, sino que se debe a un «error humano sin mala fe». El pasado 1 de agosto se solicitó al juzgado el permiso para entregar esta batería de expedientes, tras levantarse el secreto de sumario.

Sin embargo, aunque el 18 de agosto se recibe una providencia que lo autorizaba, nunca se facilitó la documentación. La explicación es que se hizo llegar a la Subdirección General de Régimen Jurídico y Desarrollo Normativo, que dirigía Sánchez, y no a la viceconsejera de Presidencia, que es quien formuló la instancia al magistrado. El consejero de Presidencia, Ángel Garrido, explicó el subdirector «estaba de vacaciones» y que «no leyó» el correo electrónico en el que se le daba aviso de que tenía luz verde. «No avisó y no sabíamos que había llegado, ha defendido Garrido.

Este revuelo se produce apenas unos días después de que el PP abandonara la comisión de corrupción en la Asamblea, lo que ha dado pie al argumento de la oposición de que el Gobierno regional buscaba «ganar tiempo y ocultar información» relativa a las presuntas irregularidades cometidas en la empresa pública que gestiona el agua en la Comunidad. Ciudadanos, PSOE y Podemos han cargado con fuerza contra Cifuentes y han pedido que dé explicaciones sobre esta situación. Ante este extremo, Ángel Garrido ha asegurado que la presidenta «no estaba al tanto» de esta situación y que será él quien dé los detalles sobre lo sucedido.