Sucesos

El chico agredido por llevar un polo con la bandera: «Estoy orgulloso de ser español»

Los ultraizquierdistas que le atacaron se burlaron y le increparon antes de darle una paliza

Un coche patrulla de la Policía Nacional
Un coche patrulla de la Policía Nacional - ISABEL PERMUY

Todo, por una bandera con los colores nacionales. Y por sentirse orgulloso de su país. Esa es la razón por la que un joven de 18 años recibió una paliza el viernes por la tarde en el centro de Madrid, como adelantó ayer ABC.

Este periódico ha recabado algunos datos más sobre la agresión. Fuentes del caso precisaron que el suceso se produjo cuando el chaval, que iba acompañado de dos amigas por la plaza de Juan Pujol, en Malasaña (Centro), se cruzó con cuatro jóvenes de ultra izquierda.

Estos, al ver que vestía un polo con la bandera de España en las mangas, le dijeron, en tono de burla: «¡Viva España!», a lo que él respondió: «¡Viva!». Pero lo agresores le insultaron, con una expresión del tipo «facha». El interpelado respondió: «Lo que pasa es que estoy orgulloso de ser español», y le llovieron los golpes.

El peor fue un puñetazo en la nariz, por donde comenzó a sangrar. Fue atendido por el Samur en la confluencia de la calle de San Vicente Ferrer con la de Santa Lucía. No requirió traslado hospitalario.

Agentes de la comisaría de Centro detuvieron a los presuntos autores, uno de ellos menor de edad, en las inmediaciones. Fueron trasladados a la Brigada Provincial de Información, acusados de un delito de odio. Constaban en los ficheros policiales por pertenencia a un grupo ultraizquierdista y uno de ellos tenía antecedentes por un hecho similar.

Toda la actualidad en portada

comentarios