Transportes

Cercanías sigue registrando retrasos y averías el primer día del año

Los problemas de mantenimiento en los trenes o en la infraestructura causan demoras en un servicio que realiza 232 millones de viajes al año

MADRIDActualizado:

Cercanías Renfe Madrid ha comenzado el año tal y como acabó: con retrasos y averías después de los meses finales en 2017 donde las incidencias fueron la tónica habitual en este servicio de transporte público.

De este modo, aunque a las 8.30 horas el servicio se prestaba sin «incidencias relevantes», según informaba Cercanías, pasadas las 9 horas, en la C2, quedaba suprimido en la estación de El Pozo un tren con destino a Guadalajara, por una avería. El siguiente tren salió a las 9.25 horas desde la estación de Atocha.

Precisamente por avería, en esta línea, también se han producido retrasos en un tren con destino Atocha-Chamartín con salida desde Guadalajara.

Por otro lado, un tren de la línea C-3, con destino Chamartín-El Escorial, se tuvo que detener durante unos minutos en la estación de Pinto, «por alteración del orden público». Pudo reanudar su marcha con una demora de 15 minutos.

En la C-7, un tren con destino Príncipe Pío-Chamartín estuvo detenido en la estación de Majadahonda por la avería en el propio tren y posteriormente reanudó su marcha con 10 minutos de demora.

Problemas en el mantenimiento de los trenes o en las infraestructuras causan demoras en un servicio que realiza 232 millones de viajes al año. Para atajar estos problemas, Fomento invertirá 203 millones en un plan de mejora previsto para marzo.