Pleno de la Asamblea de Madrid
Pleno de la Asamblea de Madrid - DE SAN BERNARDO

Cerca de 70 peticiones de fincas rústicas para celebrar bodas esperan el permiso

PSOE y Podemos intentan sin éxito que se derogue el artículo que regula esta actividad, sobre la que el PP estudia plantear modificaciones normativas

MADRIDActualizado:

Unas 70 fincas rústicas han solicitado permiso para convertirse en recintos donde celebrar bodas y otros eventos. La Asamblea de Madrid debatió ayer sobre estas actividades, que se amparan en un artículo aprobado en 2012 y que PSOE y Podemos intentaron revocar. Sus votos, sin embargo, no fueron suficientes frente a los de PP y Ciudadanos, y la norma seguirá en vigor.

De hecho, el PP anunció en el pleno su intención de plantear la próxima semana una modificación sobre la norma que regula estas actividades, para fomentar que se realicen en lugares peculiares por su valor arquitectónico o paisajístico. Una propuesta que tal vez quede al final en el aire, ya que Ciudadanos -cuyos votos serían necesarios para aprobarla- es partidario de que sea la Ley de Suelo la que fije doctrina en este asunto.

El debate sobre estas fincas rurales donde se realizan bodas lo llevaron al pleno PSOE y Podemos, mediante una proposición para derogar el artículo 9 de la Ley 8/2012 de Medidas Fiscales y Administrativas. En él se consideran «usos permitidos y autorizables que favorecen el desarrollo rural sostenible» los vinculados a la celebración de «actos sociales y eventos familiares de especial singularidad».

Daños medioambientales

El socialista Agustín Vinagre cree que «no resultan compatibles» estos usos con la conservación de los espacios en que se encuentran las fincas, en ocasiones suelos de alto valor ecológico. La diputada de Podemos Laura Díaz denunció además que alguna de estas fincas ha recibido una subvención pública que le ha permitido «sortear las pérdidas tras las medidas cautelares ordenadas por un juez».

Desde Ciudadanos, Enrique Veloso rechazó la proposición de PSOE y Podemos por considerarla «una derogación a la carta». En su opinión, este asunto ha de regularse íntegramente en la nueva Ley de Suelo, aún en tramitación.

El popular Luis del Olmo explicó que su grupo llevaría a pleno la próxima semana una proposición para que en las fincas se puedan celebrar «actos sociales, banquetes y similares», aunque «armonizando la actividad con autorizaciones en lugares peculiares», matizaron fuentes de la consejería de Medio Ambiente. No obstante, los populares estudiaban si presentar esta propuesta o dejarla aparcada hasta que se trate el tema en la Ley de Suelo.