MAYA BALANYA

La casa «okupa» de los ediles de Carmena: festivales pornográficos y «antirrepresión»

Ocho concejales del gobierno local reivindican el «centro cultural» y critican a la Policía

Actualizado:

Al menos ocho concejales del Gobierno de Manuela Carmena salieron ayer en tromba a apoyar a los «okupas» desalojados el miércoles de La Morada, a reivindicar la usurpación de espacios públicos y a criticar la acción de la Policía Nacional. En definitiva, a ponerse del lado contrario a la ley de manera explícita. Como adelantó ayer ABC, el propio partido que sustenta el Ejecutivo local, Ahora Madrid, tuiteó desde su cuenta oficial del distrito de Vicálvaro un llamamiento, en plena expulsión de los radicales, de acudir en masa a la calle de Casarrubuelos, 5 (Chamberí), para evitar el operativo.

Los vocales vecinos del partido de Carmena emitieron ayer un comunicado en el que mostraban su «decepcón al comprobar, una vez más, que Madrid pierde uno de sus centros sociales mas importantes, fruto de la especulación inmobiliaria»: «Queremos expresar nuestro apoyo institucional a un proyecto enraizando en el 15-M, que ha sido en este tiempo espacio de confluencia, aprendizaje, intercambio y organización de diversos colectivos y personas del distrito de Chamberí o fuera de él».

«Bernarda’s cunt»

Pues bien, esas «actividades culturales, deportivas y políticas» eran jornadas «antirrepresivas», de apoyo al delincuente «Alfon», de la Coordinadora Antifascista (de demostrado corte delictivo) e, incluso, un «Festival Pornosubversivo». Lo titularon «Bernardas’s cunt», lo que en castellano se traduce como «El coño de la Bernarda».

Esa cita «cultural», de dos días de duración, consistió en la «proyección de postporno hecho aquí»; «perversiones y sexo no convencional»; una actuación del Colectivo Mierda; un concurso de cortometrajes del mismo tipo, y una charla sobre «La rebelión de las pornomáquinas». Tal cual.

Los concejales de la capital de España que mostraron su solidaridad con los arrestados, pidiendo su «libre absolución» y quejándose de la «actuación desproporcionada de la Policía» son: la propia portavoz del Gobierno local, la condenada Rita Maestre, que asaltó la capilla de la Complutense al grito de «¡Menos rosarios y más bolas chinas!»; el propio presidente de Centro y Chamberí, Jorge García Castaño; el de Villaverde y Fuencarral-El Pardo y exokupa, Guillermo Zapata («un espacio cultural, asociativo, de participación y defensa de los derechos sociales», escribió en Twitter); los también exusurpadores Rommy Arce (Usera y Arganzuela), Pablo Carmona (Moratalaz y Salamanca) y Celia Mayer (Área de Cultura y Deportes); la defensora de los titiriteros del Carnaval Montserrat Galcerán (Tetuán y Moncloa-Aravaca); y el edil de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Matos.

Tres menores de edad

Así se expresó también Ganemos, el ala más radical del Gobierno local, Podemos Madrid y el portavoz de esta formación en la Asamblea, José Manuel López.

En cuanto a los 32 arrestados, 20 quedaron en libertad en una primera tanda y otros doce tras pasar por la Brigada Provincial de Información. Todos tienen cargos y están a la espera de que el juez que instruya el asunto les llame a declarar.

Entre los arrestados en La Morada había 26 españoles mayores de edad (12 hombres y 14 mujeres); 3 menores; un inglés, un peruano y un coreano. El edificio había sido usurpado en 2012.