Varias ambulancias asisten a los afectados, ayer en la Cañada Real
Varias ambulancias asisten a los afectados, ayer en la Cañada Real - EMERGENCIAS MADRID

Cañada RealEl drama de las 20 familias de gitanos rumanos que vieron arder sus chabolas

«Es duro porque independientemente de que sean chabolas son sus pertenencias, se han quedado sus objetos personales y en algunos casos documentación»

MADRIDActualizado:

El incendio originado ayer en el interior de una chabola del sector 6 de la Cañada Real Galiana (Valdemingómez), en Madrid, provocó que veinte familias tuvieran que ser desalojadas y reubicadas en un polideportivo cercano. El fuego, que se originó sobre las 13 horas, se propagó por un número indeterminado de infraviviendas, según informaron fuentes de Emergencias Madrid.

Hasta la zona fueron efectivos de Bomberos, la Policía Nacional y la Policía Local, además del Samur Social, que atendió a los afectados, en su mayoría de etnia gitana y de origen rumano y que se encontraban en una situación de vulnerabilidad. El incendio no fue intencionado, y todo apunta al recalentamiento de una estufa eléctrica. Pese a que no hubo que lamentar heridos, el drama de estas familias llegó pasado el susto inicial.

El Ayuntamiento de Madrid anunció el realojo en un polideportivo de las 87 personas que residían en las chabolas, solo 34 fueron las que aceptaron el traslado. El resto desecharon esta opción y optaron por recolocarse en las cercanías de sus infraviviendas, donde residen familiares o amigos.

La delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, Marta Higueras, explicó que el traslado al polideportivo es provisional, hasta que se encuentre una solución alternativa, puesto que es «evidente» que las familias que han perdido sus casas no podrán estar en ese polideportivo mucho tiempo.

Por su parte, el jefe del Samur Social Darío Pérez, que aseguró que se está dando apoyo emocional a las familias, en su mayoría de etnia gitana procedentes de Rumanía. «Es duro porque independientemente de que sean chabolas son sus pertenencias, se han quedado sus objetos personales y en algunos casos documentación», indicó.