La casa de la calle Peironcely 10 fue escenario de una icónica fotografía de Robert Capa
La casa de la calle Peironcely 10 fue escenario de una icónica fotografía de Robert Capa - GOOGLE MAPS

Campaña para salvar la casa de Vallecas que Robert Capa fotografió durante la Guerra Civil

Diversos colectivos y personalidades piden al Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid que no se derribe el edificio de Peironcely 10

MADRIDActualizado:

Una campaña apoyada por más de 60 instituciones y personalidades pide la protección del edificio vallecano de Peironcely 10, escenario de una icónica fotografía de la Guerra Civil inmortalizada por el periodista Robert Capa que «se erige como un símbolo frente a la barbarie de la guerra».

Bajo el lema #SalvaPeironcely10, diversas entidades culturales de países como Estados Unidos, Francia o Alemania han apoyado esta iniciativa ante el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid para evitar el derribo del edificio, que el fotoperiodista húngaro convirtió en «icono del horror» de la Guerra Civil.

Su imagen de dos niños jugando frente a la casa derruida dio la vuelta al mundo y se publicó en multitud de medios internacionales de la época, aunque no pudo llegar a España hasta los años 70 debido a la censura de la dictadura.

La fotografía en cuestión fue tomada por Capa después de los bombardeos de la fuerza aérea alemana sobre la población civil madrileña en el otoño de 1936. Ahora, más de ochenta años después, la antigua vivienda obrera de Peironcely es la única que queda en pie después de estos sucesos, por lo que la campaña de apoyo ha pedido a la Comunidad de Madrid que la convierta en Bien de Interés Patrimonial y al Ayuntamiento de la capital que incluya el edificio en el Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos.

Según el biógrafo de Robert Capa, Richard Wheland, aquel reportaje fotográfico de Peironcely 10, «con su fachada acribillada por la metralla y unos niños sentados en mitad del desastre, es considerado hoy como uno de sus mejores trabajos». «Pasados los años, esta imagen cobra aún más fuerza y se erige como un símbolo frente a la barbarie de la guerra», ha añadido el anuncio de la campaña.

Tras una semana recabando apoyos a través de Change.org -cuyo anuncio cuenta con más de 600 firmas-, diversos organismos culturales y pacifistas se han hecho eco de la iniciativa y secundado la campaña.

Entre las personalidades que han firmado la petición destacan el historiador Ian Gibson, el premio Nobel Adolfo Pérez Esquivel, el expresidente de la UNESCO y presidente de la Fundación Cultura y Paz, Federico Mayor Zaragoza; el CEO del International Center of Photography de Nueva York, Mark Lubell, el catedrático de Historia alemán Walther L. Bernecker, el cantautor y poeta Ismael Serrano, los escritores Almudena Grandes, Espido Freire, Luis García Montero y Juan José Millás y el director de la Academié de France, el galo Michel Bertrand.

Al mismo tiempo el proyecto, encabezado por la Fundación Anastio de Gracia-FITEL, pretende ser una «llamada de atención» sobre la realidad del edificio para conseguir que se mejoren las condiciones de vida de las familias que actualmente viven en él -todas ellas en régimen de alquiler y riesgo de exclusión social-, por lo que la plataforma lleva trabajando desde comienzos de año en la búsqueda de una «solución» que permita a los vecinos acceder a una vivienda en mejores condiciones.