Un taxista, durante una protesta reciente en Madrid
Un taxista, durante una protesta reciente en Madrid - REUTERS

Cabify ofrece la paz a los taxistas y estos la rechazan: «Llegáis tarde»

La multinacional ha iniciado una campaña publicitaria conciliadora, pero la Federación del Taxi incluso se ha negado a participar en una mesa de diálogo

MadridActualizado:

La guerra entre el taxi y los vehículos VTC sigue abierta. Sigue así mientras Cabify, una de las principales multinacionales del sector, ha dado un giro en su política y ha ofrecido ahora la paz a los taxistas. «Hola taxi. Es el momento de aparcar nuestras diferencias y hablar», han dicho. Pese a esta declaración, manifestada a través una campaña publicitaria, la Federación Española del Taxi (Fedetaxi) ha dicho «no» porque «llegan tarde».

El mensaje de Cabify es toda una declaración de intenciones, más allá del trasfondo negativo del que le acusan los taxistas: «Hay espacio para todos. ¿Os subís?». Su intención, a tenor de esta publicidad, es tender puentes, pero no ha sido bien recibido en el sector del volante, especialmente porque Cabify es una de las empresas más sancionadas por un uso irregular del servicio. Incluso ha declinado participar en una mesa porque esta empresa actúa con «cinismo»: «quieren monopolizar la movilidad».

Fedetaxi ha emitido un comunicado recientemente en el que, además de rechazar la invitación a esta mesa, acusa a la multinacional de apostar demasiado tarde. «Lamentablemente, su apuesta por el diálogo constructivo llega tarde a una situación de permanente conflicto que ustedes vienen alimentando con nuestros representados»; y añade: «Sustentar su modelo de negocio en el escaso respeto de la norma, impedirá mientras que ocurran estas circunstancias, participar en eventos organizados por ustedes máxime cuando sus objetivos no son del todo transparentes».