Unos niños juegan en el barrio de La Fortuna
Unos niños juegan en el barrio de La Fortuna - ABC
OBRA SOCIAL LA CAIXA

A la búsqueda de la Fortuna

Un proyecto pretende fomentar la integración de 500 jóvenes en un barrio de Leganés

MadridActualizado:

En el barrio de La Fortuna, en Leganés, un grupo de personas lucha cada día para lograr que los más jóvenes encuentren su camino. Lo hacen en la asociación Garaje de Magni y a través del proyecto «Buscando Fortuna», impulsado con éxito por Obra Social «la Caixa». El barrio, destaca a ABC Javier Taboada, uno de los responsables del proyecto, cuenta con la peculiaridad de encontrarse «en tierra de nadie» (entre Madrid y Leganés, aislado por la M-40), algo que «ligado al olvido institucional en determinados momentos, no ha ayudado a mejorar la vida de los vecinos», dice a ABC el responsable del colectivo.

«Buscando Fortuna» supone, en palabras de Taboada, «toda una oportunidad para que adolescentes y jóvenes en situación de exclusión social se reincorporen al sistema educativo que muchos abandonaron, así como al mercado laboral».

El proyecto constituye, además, «una excusa para lograr el diálogo intergeneracional e intercultural de la población del barrio gracias, sobre todo, a la creación de espacios orientados al ocio y al tiempo libre así como a la puesta en marcha de actividades comunitarias, como la creación de una revista online».

Pedagogos, educadores, integradores, monitores de tiempo libre... son solo algunas de las personas que forman parte del equipo que integra el proyecto y que prevé ayudar a 500 jóvenes de La Fortuna. El mecanismo para conseguir el objetivo marcado es sencillo, explica Taboada. «Lo principal es escuchar a la gente con la que trabajas. Para conectar es necesario creer firmemente en las personas y trabajar con visión colectiva. Para este cometido los espacios de educación no formal son ideales», afirma.

En Garaje de Magni, dice su responsable, «hemos apostado por utilizar cualquier “excusa” para educar. Disponer de un sello discográfico, una editorial, un estudio de grabación o ser promotora de eventos sociales forma parte de la estructura necesaria para educar desde Garaje. Son señuelos que facilitan y consolidan propuestas educativas atractivas para los jóvenes».