Parte del material recuperado que aún no han sido devuelto
Parte del material recuperado que aún no han sido devuelto - POLICÍA NACIONAL

Se busca a los dueños de 540 móviles robados en el Metro de Madrid

Desde 2012, la Policía ha recuperado cerca mil terminales y detenido a más de 300 personas

MADRIDActualizado:

Cerca de mil «smartphones» (974), nueve ordenadores portátiles, seis tabletas, tres «eBooks» y un dispositivo GPS conforman el mayúsculo botín recuperado en los últimos cinco años por los agentes de la Policía Nacional encargados de rastrear los objetos sustraídos en el suburbano madrileño. Como más de la mitad (540) esperan todavía a sus legítimos dueños, los investigadores han lanzado una campaña a fin de devolver la mayor cantidad de terminales posibles.

Para reclamar la entrega, los afectados deben contactar con el Grupo de Investigación Tecnológica y Fraude de Metro de Madrid de la Brigada Móvil en el Transporte a través de los teléfonos 913220159 o 636585197, en horario de lunes a viernes de 8 a 22 horas; o en la dirección de correo electrónico madrid.smnmgi@policia.es. «Para poder confirmar la propiedad es necesario facilitar el número de IMEI y acudir con la denuncia correspondiente, siempre que sea posible, cuando se vaya a recoger», explican fuentes del grupo a este periódico.

En caso de no disponer del IMEI -normalmente, aparece impreso en la caja del producto o en la factura-, los agentes recuerdan que los propietarios pueden dirigirse a cualquier tienda del operador de telefonía con el que hubieran adquirido el terminal para que se lo faciliten. La dificultad, según remarcan, resulta más frecuente con los teléfonos libres y los hurtos en los que no consta denuncia alguna.

Pese a que el número de robos se ha mantenido más o menos estable desde 2012 -año de creación del grupo-, los expertos determinan un cambio respecto a los objetos más apreciados por los rateros. Los aparatos electrónicos, principalmente los «smartphones», han dejado en un segundo plano a las carteras, el «tesoro» por antonomasia. De los cerca de mil teléfonos recuperados, el 85% de las ocasiones han sido requisados en inspecciones a locutorios, tiendas de compraventa y locales de reparación; mientras que el resto proceden de carteristas pillados «in fraganti».

Este grupo, perteneciente a la Brigada Móvil del Transporte de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana, ha detenido a más de 300 personas y realizado alrededor de 500 inspecciones en establecimientos comerciales. Si pasados dos meses, los móviles siguen en el depósito, la Policía comunicará a la autoridad judicial competentemente el hecho para poder transferirlos. No obstante, cualquier reclamación posterior será atendida de igual manera, por lo que nadie se quedará fuera de plazo para reencontrarse con su bien extraviado.