Estado en el que quedó la consulta tras la brutal agresión
Estado en el que quedó la consulta tras la brutal agresión - UGT

La brutal paliza de un madrileño a dos médicos y dos enfermeras cuando le curaban una mano

Los hechos se produjeron en un centro de salud de El Casar, en Guadalajara. El joven presentaba síntomas de haber ingerido alcohol

MADRIDActualizado:

Un madrileño propinó una brutal paliza a dos médicos y dos enfermeras en el centro de salud de El Casar (Guadalajara). Los hechos ocurrieron el pasado fin de semana cuando los profesionales agredidos estaban de guardia y procedían a curar varios cortes en la mano a un joven que presentaba síntomas de haber ingerido alcohol. Según han confirmado fuentes de la Guardia Civil a Efe, el agresor es un joven de 28 años, natural de Madrid pero vecino de El Casar, que ha sido detenido y pasará a disposición judicial.

Las víctimas son dos varones de 42 y 37 años y dos mujeres de 32 y 43. Los cuatro fueron trasladados al Hospital de Guadalajara para ser atendidos de diversas lesiones que no revestían gravedad, entre ellas rotura de tabique nasal, hematomas y contusiones varias. Tras ello, denunciaron los hechos ante la Guardia Civil. La Junta de Castilla-La Mancha ha anunciado que se personará como acusación particular.

El Colegio de Médicos de Madrid han solicitado medidas para impedir agresiones en los servicios de urgencias, como la acontecida en El Casar. «A pesar de que las agresiones a sanitarios no pueden ser considerados hechos aislados, sucesos como los de esta pasada noche son aún más preocupantes dado que se han producido en un ámbito particularmente vulnerable como son los servicios de urgencias rurales, donde habitualmente los sanitarios son los únicos integrantes de los equipos de guardia», han explicado.

Por eso, exigen que las autoridades «tomen medidas para impedir que vuelvan a producirse sucesos tan graves, dotando a los centros de las medidas de seguridad necesarias que puedan incluir servicio de vigilancia presencial». En este sentido, han recordado que las agresiones al personal sanitario están consideradas delito de atentado contra la autoridad desde la reforma del Código Penal del año 2015.