La bronca de bar que destapó el robo de 300 guitarras de lujo

Dos hermanos de 19 y 17 años lideraban una violentísima banda de atracadores de Rivas

MADRIDActualizado:

El Equipo de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid y el puesto de Rivas han desarticulado una banda muy joven (pero extremadamente peligrosa y que estaba profesionalizándose a pasos agigantados) dedicada a asaltos en comercios y alguna gasolinera. Hay 18 detenidos, aunque el núcleo duro lo conformaban dos hermanos del mundo «quinqui» de la localidad ripense, de apenas 19 y 17 años. El mayor, que responde a las iniciales A. S. Y. G., es el único que ha ingresado en prisión. También están investigados su madre, el novio de esta, otra menor de edad y un amigo del cabecilla. Residían en un piso y, además, habían «okupado» otro, atemorizando a sus vecinos más cercanos.

La operación Memphis arrancó la madrugada de Reyes en el local del mismo nombre. Tres chicos de Madrid tuvieron una bronca por un reservado de la discoteca con 15 individuos del clan. La seguridad de la discoteca los expulsó y la reyerta se trasladó al exterior. Portaban bates de béisbol. A uno de los madrileños le reventaron la cabeza a patadas; aun inconsciente en el suelo, siguieron pegándole. Sus amigos se escondieron en el coche, pero el grupo agresor les embistió con el suyo en varias ocasiones, hasta dejarlos atrapados.

Los tres acabaron en el hospital. Acudieron a la Guardia Civil y aportaron los datos del vehículo de la banda: se trataba de un BMW 325 que figuraba como sustraído desde el 27 de diciembre en Colmenar de Oreja. Los investigadores identificaron a los dos hermanos y su entorno. En una «troncha» (vigilancia), vieron cómo huían en otro vehículo. La operación Memphis pronto tornó de una investigación por una reyerta salvaje (a doce de los encartados se les acusa de lesiones y daños por el suceso de la discoteca) a un caso de asaltos a empresas.

Esta es una de las peculiaridades del asunto y que ennoblece aún más el trabajo policial realizado y que aún queda por hacer: ver en qué asuntos ha estado metida la banda. Por ahora, como detalló la delegada del Gobierno, Concepción Dancausa, está probado un atraco a una gasolinera de Móstoles. La Guardia Civil también habla de los asaltos a tiendas de telefonía móvil de Villacañas (Toledo) y Olivenza (Badajoz).

La firma de Jimmy Carter

El 8 de febrero, se detuvo a los sospechosos. La Guardia Civil realizó dos registros domiciliarios. En uno encontró 23 guitarras, procedentes del robo perpetrado en la fábrica Manuel Rodríguez de Esquivias (Toledo). Es la segunda empresa más antigua de guitarras clásicas del mundo. El 9 de abril de 2015, una banda reventó la puerta de la nave y se llevó 302 ejemplares de lujo, valorados en 200.000 euros, y 20 cajones. Una de las sustraídas y que ha sido recuperadas cuesta 20.000 euros: además de la extraordinaria calidad de los instrumentos, esta en concreto tiene uno de los dos mástiles que el expresidente de EE.UU. Jimmy Carter firmó de su puño y letra en agosto de 2007, cuando visitó la empresa. El maestro luthier Manuel Rodríguez había vivido 20 años en Norteamérica.

También se hallaron 33 folios con información sobre empresas y sus sistemas de seguridad; droga, y seis pistolas (incluida una Glock con el número de serie borrado). La Guardia Civil decidió actuar al comprobar que estaban comprando más armas en el mercado negro.