Seguridad

Blindaje especial en Cibeles si el Real Madrid se alza con la Liga

Furgones policiales y control de cristales y objetos punzantes en los accesos a la plaza para la madrugada de mañana

MADRIDActualizado:

La Policía Nacional tiene preparado un despliegue especial en torno a la plaza de Cibeles para el probable caso de que mañana se alce con el campeonato de Liga. Las circunstancias de seguridad, habida cuenta de que España se encuentra en alerta 4 por atentado terrorista y los propios problemas que puedan causarse por el gentío que se acerce al enclave a cantar el alirón, obligan a extremar las precauciones. La principal novedad será la colocación de vehículos pesados policiales en los accesos a la zona, que sirvan de escudo ante un hipotético arrollamiento como los ocurridos en Niza, Berlín y Estocolmo.

Las previsiones horarias, siempre con una horquilla de margen, hablan de que el Real Madrid tomará un vuelo desde Málaga, tras el final del partido con el equipo local, hasta la capital de España sobre la medianoche. Una vez aterrizados en Barajas, sobre la una, los jugadores marcharán en un autocar convencional hasta el estadio Santiago Bernabéu. Allí, pasarán al ya conocido autobús descapotable que, desde el paseo de la Castellana, donde se encuentra el templo blanco, partan hacia Cibeles alrededor de las dos de la noche.

Unos 30 minutos después, siempre de manera aproximada, está previsto que alcancen la plaza, desde el paseo del Prado. Aún, si es que los pronósticos favorables hacia el Real Madrid se cumplen, el conjunto no tendrá en sus manos la Copa; pero sí que su capitán, el sevillano Sergio Ramos, subirá al carro de la Diosa para ponerle la bufanda del equipo y quizá la bandera.

Será la unica celebración «oficial» para esa jornada, pero el dispositivo de seguridad existirá. Y de qué manera. El Cuerpo Nacional de Policía comandará el despliegue, en el que se colocarán, en los accesos principales a la plaza (grandes avenida, como Alcalá, Prado y Recoletos), furgones policiales para evitar embestidas.

Además, se realizará un control a los miles de hinchas del conjunto de Zinedine Zidane que acudan a la zona. Se requisarán todas las botellas de vidrio y similares, así como cualquier tipo de objeto punzante, con la finalidad de que tampoco se produzcan posibles reyertas entre los allí congregados. «La intención es proteger a quienes asistan de ataques externos, pero también que la fiesta entre todos ellos transcurra en paz», indicaron a ABC fuentes policiales.

Antidisturbios e Información

En cuanto al número de efectivos de la Policía Nacional, que estarán ayudados por los municipales, no ha trascendido. Lo que sí está claro es que trabajarán miembros de la UIP o «antidisturbios», agentes de las UPR (en prevención y reacción) y de la Brigada Provincial de Información. Esta parte del programa de seguridad sí que es el habitual en este tipo de celebraciones multitudinarias.

De cualquier modo, los policías expertos en contención de masas vaticinan que la jornada acabará con éxito y que están preparados para cualquier contingencia.