Un fotógrafo «minutero» retrata a un cliente en la Plaza Mayor
Un fotógrafo «minutero» retrata a un cliente en la Plaza Mayor - MAYA BALANYÀ

El Ayuntamiento de Madrid otorgará licencias para los fotógrafos «minuteros»

El Pleno de Centro aprueba, a propuesta del PSOE, la creación de un documento tipo que «permita y garantice» la actividad de los artistas en el distrito

MADRIDActualizado:

Tras muchos años de reclamaciones, los seis fotógrafos «minuteros» de Madrid podrán trabajar sin temor a ser multados por carecer de permiso. El Pleno de la Junta Municipal del Distrito Centro este jueves aprobó por mayoría una propuesta del Grupo Socialista que permitirá a estos artistas obtener una licencia de actividad para poder trabajar en la vía pública. La iniciativa, como ya adelantó ABC, fue defendida por la edil del PSOE, Mar Espinar, que pedía la creación de un documento tipo que «permita y garantice» la actividad de los fotógrafos en el distrito, así como la «necesidad de incorporar y contemplar su oficio en futuras modificaciones de ordenanzas que tengan relación directa con su labor».

El negativo y el resultado en blanco y negro
El negativo y el resultado en blanco y negro- MAYA BALANYÀ

Los «minuteros» utilizan cámaras de principios del siglo XX fabricadas por ellos mismos. Con su aparatosa caja y sorteando las condiciones climáticas adversas para su trabajo -la lluvia, la falta de luz, el viento, el calor...-, recorren la Plaza Mayor, el Museo del Prado, El Retiro, El Rastro y otros iconos de la capital. Este artilugio permite realizar «in situ» una fotografía negativa y su positiva en blanco y negro y entregarla al cliente en menos de 10 minutos.

«Tenemos problemas porque se considera que lo que hacemos es ocupación de la vía pública y, si ponemos precio a las fotos que hacemos, nuestro trabajo se convierte en venta ambulante, por lo que la Policía Municipal nos puede multar. También nos exponemos a que nos desalojen», explicaba a ABC la fotógrafa y licenciada en Periodismo Eva Setién.

«Gracias por la iniciativa y por la protección de este patrimonio histórico intangible que es la fotografía minutera en Madrid», expresaba Pascual Miralles, el retratista más veterano de la capital, que, momentos antes del pleno, exigía este reconocimiento tras 17 años de «lucha».