Efectivos de la Policía Nacional, la noche del jueves durante las revueltas en Lavapiés
Efectivos de la Policía Nacional, la noche del jueves durante las revueltas en Lavapiés - MAYA BALANYÀ

El Ayuntamiento de Madrid cuestiona a la Policía por la atención a un herido en los disturbios de Lavapiés

El Cuerpo Nacional aclara que la ambulancia del Samur no pudo trasladar al ciudadano senegalés Arona Diakhate porque «no era una zona segura»

MADRIDActualizado:

Nueva polémica entra el Ayuntamiento de Madrid y un cuerpo policial. Tras la inexplicable tardanza de la corporación municipal en aclarar que la muerte del «mantero», Mmame Mbaye, fue debida por un paro cardíaco y no por la persecución de la Policía Municipal, el delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, cuestiona ahora a la Policía Nacional que trasladase a una comisaría a un ciudadano senegalés herido en los altercados del pasado jueves en Lavapiés cuando «lo que hay que hacer» es llevarlo a un hospital.

Así lo señaló Barbero ayer a EP en el Centro Cultural Galileo al ser preguntado por las aclaraciones en las que la Policía Nacional ha explicado que trasladó al senegalés herido Arona Diakhate a una comisaría porque consideró que el barrio de Lavapiés no era una zona segura para la llegada de la ambulancia debido a los disturbios generados por la muerte de un infarto de un mantero.

Según Barbero, la «única duda» que tiene sobre las aclaraciones del cuerpo policial es que si Diakhate necesitaba intervención sanitaria «lo que hay que hacer es desplazarlo a un hospital y no a una comisaría». «La duda me parece que es legítima», añadió.

«De todas las maneras seguro que intervienen otras variables que tienen que ver con la gravedad de las lesiones y con otras cosas más, pero ante un problema de salud en el que se exigen unas asistencias sanitarias se le lleva directamente a un centro sanitario», apostilló.

Respuesta inmediata

Pese a las declaraciones del edil de Carmena, la Policía Nacional ha aclarado que requirió la presencia del Samur-Protección Civil para atender al Arona Diakhate, pero que no se consideró que fuera una zona segura para la llegada de la ambulancia debido a los disturbios generados a raíz de la muerte por un infarto del «mantero».

Por ese motivo, siguiendo fuentes policiales, los agentes desplegados en el lugar le trasladaron en uno de sus vehículos a dependencias policiales, donde recibió las primeras asistencias sanitarias por parte del Samur, que posteriormente lo trasladaron a un hospital.