Estadio vicente Calderón
Estadio vicente Calderón - ABC

El Ayuntamiento envía las correcciones del plan Mahou-Calderón a la Comunidad de Madrid

El Pleno ha subsanado los «errores materiales sin incidencia real en la propuesta» y critica algunas interpretaciones del Gobierno regional

MADRIDActualizado:

El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado hoy en un Pleno extraordinario las correcciones a los errores materiales detectados por el Gobierno regional en el plan urbanístico Mahou-Calderón para remitirlo de nuevo a la Comunidad de Madrid, de la que depende su aprobación definitiva. Con los votos a favor de Ahora Madrid, PSOE, Ciudadanos y la abstención del PP el Consistorio ha vuelto a aprobar, como ya hizo el 27 de septiembre, la modificación puntual del plan general para esta operación, subsanando los errores detectados.

Según ha detallado el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo en declaraciones recogidas por EFE, el requerimiento de la Comunidad para subsanar estos errores llegó el 15 de noviembre y el Consistorio madrileño ha tratado de corregir «en el menor tiempo posible» dichas erratas. En concreto, el documento para la modificación parcial del plan general contenía un «error de transcripción» en la superficie del ámbito y a partir de éste un error de cálculo que alteraba la «proporción entre dotaciones y aprovechamiento» en lo referido al plan anterior.

Al corregirlos se producen modificaciones en «la redacción en algunas páginas de este expediente» para dar explicaciones e introducir correcciones pero no cambia sustancialmente el expediente, ha detallado Calvo. El concejal de Ahora Madrid ha subrayado que la Comunidad de Madrid podría haber subsanado estos errores sin devolver el expediente, algo que hacía con Ejecutivos municipales del PP según el delegado, que se ha preguntado si el cambio de criterio, devolviendo tanto este expediente como el de La Peineta el pasado año se debe a la «proyección mediática» de estos planeamientos.

Críticas de la oposición

«Intentan generar una imagen de caos», ha apostillado el delegado dirigiéndose al PP, que ha criticado a la edil popular Paloma García por hablar de inseguridad jurídica cuando el anterior plan Mahou-Calderón fue anulado por el Tribunal Supremo y no reservaba vivienda protegida. El concejal de Ciudadanos Bosco Labrado ha criticado que por segunda vez, tras el de La Peineta, un expediente sea devuelto al Ayuntamiento y ha pedido sistemas de control para que estos errores no se vuelvan a dar, además de apostillar que «las prisas no son buenas consejeras».

Visiblemente emocionada, la concejal del PSOE-M Mercedes González ha comenzado su intervención recordando al socialista Manuel Marín quien murió ayer. González ha pedido a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, que abra un espacio de diálogo y de encuentro con el Gobierno de Cristina Cifuentes para evitar que los choques entre ambas administraciones paralicen el desarrollo de la ciudad y ha asegurado que los errores subsanados hoy son «poco significativos» y que en un expediente de tal complejidad «si se buscan errores se encuentran».

Por contra la edil del PP Paloma García ha puesto en duda que sólo se corrijan errores materiales y ha negado que la Comunidad pudiese subsanarlos. García ha criticado a Calvo por su «mal hacer, poca cabeza y nula visión del urbanismo de Madrid». En cambio, el delegado ha defendido que el expediente urbanístico del Mahou-Calderón es «robusto» y ha asegurado que el Gobierno de Manuela Carmena ha desbloqueado operaciones del PP que estaban paralizadas y las ha reconducido porque «algunas eran poco equitativas» y ponían el interés privado por encima del interés general.

Después de que la Comunidad de Madrid valide este plan se podrá poner en marcha la operación Mahou-Calderón en el espacio que ocupa el anterior estadio del Atlético de Madrid. La zona del estadio Vicente Calderón acogerá así un proyecto urbanístico con más zonas verdes, edificios con una media de 8 alturas en lugar de 20, y en el que la principal diferencia sobre el plan anterior es que la M-30 no se soterrará, sino que se cubrirá.