Fachada del Centro Cultural Nicolás Salmerón
Fachada del Centro Cultural Nicolás Salmerón - ABC

Ahora Madrid se «apropió» de una sala pública en Chamartín

Maestre reconoce que el partido la utilizó para sus reuniones todos los viernes durante 2015 y 2016

MadridActualizado:

El Pleno de Chamartín pidió el pasado martes restringir el uso de los espacios municipales en el distrito a los partidos políticos.Esta proposición la llevó a cabo tras conocer que Ahora Madrid se había «apropiado» durante todos los viernes de casi dos años de varias salas del Centro Cultural Nicolás Salmerón. Los populares solicitaron «priorizar su utilización» a los vecinos, «con el objetivo de reducir la lista de espera de los servicios que prestan y cubrir la demanda que existe de estos espacios».

La portavoz del Ayuntamiento y coordinadora de la Junta de Gobierno y relaciones del Pleno reconoció por escrito el uso asiduo que hacían de la sala. Según se recoge en el documento municipal remitido al PP, el partido de Manuela Carmena empleó la instalación durante todos los viernes de los cuatro últimos meses del año de 2015, de 19 a 21 horas. En esta misma franja y día se reservó la marca blanca de Podemos este espacio todo 2016 salvo los meses de julio y agosto. En 2017 también hizo uso de ella tres días de enero, otros tres de febrero, cuatro de marzo, uno de abril y tres de mayo.

No logran los apoyos

Ante esta situación, la portavoz popular en Chamartín, Isabel Martínez-Cubells, tachó de «auténtica vergüenza» el uso que el partido de gobierno hace de lo público. «Ustedes han privatizado una sala del Centro Cultural Nicolás Salmerón. Todos los viernes es la sede de Ahora Madrid. Si lo que quieren es una sede permanente, lo que tienen que hacer es alquilarla o reunirse en el maravilloso despacho de los grupos municipales en esta junta. Lo que no pueden hacer es apropiarse de un espacio sistemáticamente», recriminó la edil a Mauricio Valiente, presidente del distrito. «Si lo que quieren es una sede pagada por el dinero de todos los madrileños, búsquense otro sitio», apostilló la concejal.

El Grupo Municipal Popular no consiguió sacar adelante la iniciativa, ya que Ahora Madrid y PSOE votaron en contra. Sólo contaron con los votos a favor de Ciudadanos.

El equipo de Gobierno, a través del vocal vecino David Penado, recriminó la acusación y se defendió afirmando que preferían hacer uso de los espacios públicos a emplear otros privados «pagados con dinero B». Añadió además que no había una alta demanda de la sala de reuniones mencionada, como sí ocurría con otros lugares. Abrir los espacios públicos, dijo, «es un compromiso que llevábamos en nuestro programa electoral».

Desde Ciudadanos reprendieron al equipo municipal por no ser capaz de conceder espacios a otros partidos cuando se les solicita y sí los tenga para su uso y disfrute Ahora Madrid. Penado censuró tal declaración y aseguró que siempre cederían el salón cuando así lo pidieran. Sacó a relucir que el partido naranja utilizó el centro en seis ocasiones: dos en 2015 y, el resto, en 2017. Los socialistas defendieron la participación política en el centro cultural y, aunque reconocieron priorizar el uso por parte de los vecinos de los espacios públicos, votaron en contra de la propuesta popular.