Martínez-Almeida, junto a algunos de los concejales del PP en Matadero
Martínez-Almeida, junto a algunos de los concejales del PP en Matadero - EFE

Acto contra el 12 de octubre en Matadero: «Ahora Madrid lo ha convertido en su cortijo»

PP y Cs arremeten contra Arce por ceder un espacio para un acto contra la Hispanidad

MartaActualizado:

Mientras la convocatoria de un pleno extraordinario sobre la Fiesta Nacional está aún en el aire, todo parece estar preparado en la Nave de Terneras de Matadero para celebrar un acto contra el Día de la Hispanidad. Los líderes de los grupos municipales PP y Ciudadanos cargaron ayer contra la concejal-presidenta del distrito de Arganzuela, Rommy Arce, por ceder este espacio público «como si fuera su cortijo» y acoger, de nuevo, un evento que no comparte el «espíritu de la mayoría de los madrileños».

Los promotores del pasacalles y del acto posterior, la Asamblea Plaza de los Pueblos 15M, pretenden denunciar con ello que el desfile del 12 de octubre, día de la llegada de Cristóbal Colón a América, «representan el inicio de un proceso de violenta imposición cultural, política y militar» y «el exterminio de millones de personas en nombre de la civilización y de la religión católica». La concejal, que pertenece a la rama anticapitalista de Podemos, también autorizó la cesión de esta misma nave para un acto a favor del referéndum ilegal de Cataluña. Este coloquio fue suspendido por la Justicia tras una denuncia del Grupo Municipal Popular. En ambos casos, Arce argumentó que había otorgado la autorización porque quien lo solicitaba era una asociación «sin ánimo de lucro» y se trata de «actividades gratuitas».

El portavoz del PP en el Ayuntamiento, José Luis Martínez-Almeida, considera «irreconciliable» que el Consistorio dé cabida a este tipo de reivindicaciones contra la Fiesta Nacional al tiempo que Ahora Madrid quiere consensuar una declaración unánime para el pleno sobre el día de la Hispanidad. Casi dos semanas después de que se haya aprobado la iniciativa del PP, con el único voto en contra de Ahora Madrid, para celebrar un pleno extraordinario en el que, mediante una declaración institucional, los grupos municipales mostrasen su adhesión y compromiso con la Constitución, aún no hay acuerdo en la fecha ni en el fondo de la cuestión. El Gobierno municipal decidió que esta sesión se convocase el 16 de octubre, cuatro días después de la Fiesta Nacional. El hecho de que Ahora Madrid quisiera aplazar la cita es, según el PP, una manera de «tapar» el tema del 12 de octubre con la aprobación del Plan Económico Financiero, cuyo debate ya se había fijado para ese mismo día.

Al margen de los ciudadanos

«Hablan de diálogo pero cuando pierden las votaciones no respetan la democracia», afirmó Martínez-Almeida. «Todo es un paripé del equipo de Gobierno, porque saben perfectamente que ni entre ellos mismos van a ser capaces de llegar a un acuerdo, por lo que es difícil que se entiendan con el resto de grupos», lanzó el concejal, que considera que «con Ahora Madrid en este tema de la Fiesta Nacional no se puede ir ni a la vuelta de la esquina».

La edil Carmen Castell en nombre de los populares cuestionará a la concejal de Ahora Madrid por este asunto en el pleno del distrito de Arganzuela que se celebra esta tarde. Sobre la brecha y la división de opiniones en el seno de Ahora Madrid también se manifestó la portavoz de Cs en el Consistorio, Begoña Villacís, que afirmó que, a pesar de que «jurídicamente» se puede realizar la cesión de la nave de Matadero, ésta es «muy reveladora». «Arce no cree en los principios, no comparte el espíritu de la mayor parte de ciudadanos de Madrid... y luego se preguntan por qué es tan difícil llegar a acuerdos con Ahora Madrid sobre la unidad de España», censuró.