Accidente en el Parque de Atracciones Los padres, preocupados tras el accidente: «Me da miedo montar a mi hijo en algunas atracciones»

Los clientes del Parque de Atracciones mantienen la cautela después del accidente y confían en que se pueda garantizar la seguridad del recinto

Entrada clausurada al Tren de la Mina - ABC
MARCO NAYA Madrid - Actualizado: Guardado en: España Madrid

El Parque de Atracciones afrontó ayer un nuevo día con esperanza de llegar a las cotas habituales de un mes estival después del accidente del domingo, pero las colas de espera de las atracciones eran prácticamente inexistentes. Las calles semivacías son algo a lo que los asistentes no suelen estar acostumbrados, aunque algunos aseguraban que no tienen miedo a pesar de lo sucedido.

Pese a esta actitud positiva de algunos de los asistentes, otros mantenían la cautela debido al reciente incidente. Es el caso de Adrián Varela, quien aseguraba que él y su familia se plantearon no ir y, aunque al final acudieron, le daba «algo de miedo montar en algunas atracciones grandes con sus hijos».

«La gente tiene miedo» y eso se nota en el parque, ya que «hace semanas estaba lleno y hoy [por ayer] apenas hay gente», aseguraba Gema Ledo, cliente del Parque de Atracciones, que decidió ir a disfrutar del día el día posterior a la colisión con su familia. «La seguridad suele ser muy alta en este tipo de instalaciones y pueden pasar años sin incidencias», continuaba Ledo, pero el hecho de que puntualmente suceda algo «no significa que vaya a convertirse en algo habitual».

A los pies del TNT Tren de la Mina (la atracción averiada), Antonia Zarco aseguraba que «cosas como esta hacen que la gente se plantee ir» a este espacio lúdico. Además afirmaba que, aunque «es improbable que suceda de nuevo», un nuevo accidente les daría «muchísimos problemas»; pero mantiene que, a pesar de esto, «no hay que tener miedo».

«Los parques tienen que tener mucho más cuidado y preocuparse por el mantenimiento», explicaba Selina López mientras esperaba la salida de una de las atracciones. Por su parte, Eva Tramuñas, que también asistió ayer al centro lúdico, destacaba que las visitas del parque «no deberían sufrir grandes cambios» hasta que se conozcan «las causas que provocaron el accidente» y, a partir de ahí, «valorar la responsabilidad del parque» en los sucesos.

Jorge Meijido afirmaba que entendía que la gente tenga «temor», ya que, «al ser un sitio para niños, la seguridad debería ser excelente y estas cosas no deberían suceder».

Los empleados del Parque de Atracciones se negaron a responder a las preguntas de este periódico acerca de la seguridad.

Toda la actualidad en portada

comentarios