Alfonso Rueda y Marta Capeáns
Alfonso Rueda y Marta Capeáns - XOÁN CRESPO/XUNTA

Xunta y Traballo Social colaboran para agilizar los juicios de familia

El colegio apoyará a los equipos psicosociales en la elaboración de informes periciales

SantiagoActualizado:

La elaboración de informes psicosociales, necesarios como pruebas periciales en la ponderación de asuntos atendidos por los juzgados de Familia, es un factor determinante en el retraso de los procedimientos asumidos por estas salas tras el incremento de asuntos registrado en los últimos años en su jurisdicción. Con el objetivo de agilizar la administración de justicia y acelerar la resolución de las causas vistas en estos órganos judiciales, la Xunta suscribió ayer un convenio de colaboración con el Colexio Oficial de Traballo Social para la emisión de informes periciales.

El vicepresidente de la Xunta y conselleiro de Presidencia, Administracións Públicas e Xustiza, Alfonso Rueda, y la presidenta del colegio profesional, Marta Capeáns, rubricaron ayer el convenio de cooperación, en el que la Administración autonómica invertirá un presupuesto máximo de 105.500 euros. Con este refuerzo, la Xunta confía en que los informes periciales solicitados por los jueces de Familia se elaboren en plazos ajustados con el doble objetivo de corregir la pendencia acumulada en los últimos meses en estos órganos judiciales y agilizar las resoluciones en un campo «tan sensible» —subraya Vicepresidencia— como el que compete a estas salas.

Personal especializado

Según las condiciones previstas en el convenio, los trabajadores sociales que realicen estos servicios serán seleccionados entre los colegiados que cumplan los requisitos jurídico administrativos para el ejercicio profesional, atendiendo a su experiencia en actividades similares y a su formación y especialización en el ámbito de la psicología jurídica.

Esta colaboración, apuntó la Xunta en un comunicado, se suma a la ya habilitada con el Colexio de Psicoloxía de Galicia, como elaboradores de informes periciales solicitados por los jueces. En los últimos meses, informó el Gobierno gallego, se ha multiplicado la entrada de nuevos asuntos en los juzgados de Familia, «lo que está a conllevar la acumulación de los informes que estos solicitan a los equipos psicosociales» ya que al mismo tiempo, añade, «ha aumentado también la solicitud de valoraciones por parte de los jueces».