Estado en el que llegó el móvil al laboratorio
Estado en el que llegó el móvil al laboratorio - ABC

El volcado del teléfono de Diana Quer revelará si conocía a sus raptores

ABC ofrece nuevas imágenes del estado del teléfono de la joven y de su tarjeta SIM

SantiagoActualizado:

A punto de cumplirse un año de la desaparición de Diana Quer, la joven cuya pista se desvaneció el pasado 22 de agosto en A Pobra do Caramiñal, la investigación ha logrado acceder a los datos que guardaba su teléfono móvil. El terminal, localizado por un mariscador bajo el puente de una localidad ubicada a apenas diez kilómetros del lugar de la desaparición, no había sido desencriptado hasta el momento debido al obstáculo que suponía su código de entrada, de seis dígitos en el caso de este Iphone 6. Esta semana, a raíz de la actualización de un nuevo sistema que permite romper las barreras de seguridad de estos móviles hasta su modelo 7 —y tal y como adelantó «La Mañana» de TVE— la clave de la joven fue desbloqueada a través de un programa que, según ha podido saber ABC, «revienta las contraseñas».

Tarjeta SIM del móvil de Diana
Tarjeta SIM del móvil de Diana- ABC

Los encargados de acceder a las entrañas del dispositivo fueron los miembros de la filial española de una empresa israelí con la que la Guardia Civil y el CNI colaboran mano a mano. A ellos les compran softwares y todo tipo de tecnología avanzada para emplear en sus operativos. En el caso del móvil de Diana, el clonado de los datos se llevó a cabo en Alemania, hasta donde se trasladó un agente del Instituto Armado para preservar la cadena de custodia de la única prueba material del caso. Una vez lograda la copia, el móvil viaja de nuevo a España para que los investigadores puedan analizar la información contenida en él y extraer conclusiones.

A propósito de los resultados que se podrán obtener de esta pericia, fuentes próximas al caso señalaron a este medio que sobre todo servirá para saber si la desaparición de Diana fue «azarosa» o si, por el contrario, se trató de algo premeditado. Es decir, si el dispositivo no arroja datos relevantes sobre los últimos quince minutos de actividad de la muchacha —aquellos que no habían sido volcados a la nube, a la que sí pudo acceder la Guardia Civil— implicará que quienes se llevaron a Diana y la joven no habían mantenido ningún tipo de comunicación antes.

El móvil de Diana Quer sufrió impactos, lo intentaron doblar y estuvo bajo el agua dos meses- ATLAS

De conocerse, es bastante probable que el terminal ofrezca pistas relevantes sobre lo que aconteció aquella madrugada, porque no solo se ha podido acceder a todas las conversaciones de Whatsapp, fotos y llamadas, sino también a lo que Diana Quer borró de su dispositivo en los días previos al suceso. Prudentes antes este nuevo avance en el caso, desde la investigación mantienen abiertas todas las líneas en las que llevan meses trabajando y que se centran, sobre todo, en conocer el rumbo que el vehículo en el que montaron a Diana tomó después de cruzar el puente de Taragoña. Esa es una de las claves de un caso al que los agentes de la UCO y la Policía Judicial de La Coruña han dedicado miles de horas de trabajo y que no han abandonado en ningún momento, pese al archivo provisional.