Marisa López, Jorge Aboal y Encarnación Bouzas, durante la presentación
Marisa López, Jorge Aboal y Encarnación Bouzas, durante la presentación - LAVANDEIRA JR/EFE
Balance de actividad

Un total de 340 intervenciones marcan el récord gallego en 39 años de trasplantes

La Comunidad registró también el pasado año su mayor cifra de donantes cadáver desde la implantación del programa en 1981. Aun así, dos de cada diez familias siguen frenando la donación, la mayor tasa de negativas del conjunto estatal

SantiagoActualizado:

Durante el pasado ejercicio, los dos centros hospitalarios gallegos con actividad de trasplantes realizaron 340 intervenciones, la cifra más alta en los casi cuarenta años de historia del programa en Galicia, y casi un 14% por encima de los 299 alcanzados un año atrás. Aunque la actividad de donación y trasplante funciona en red en el conjunto del Sistema Nacional de Salud (SNS), parte del éxito de las cifras gallegas responde al compromiso de las familias de los 113 donantes cadáver registrados en la Comunidad, un dato que también representa un récord en la trayectoria del programa, y que deja en Galicia una ratio de 41,9 donantes por millón de habitantes, la más alta de la serie autonómica. La edad media de los donantes fue de 62,1 años, dos por encima del promedio en el SNS, y el accidente cerebro vascular la causa mayoritaria de muerte (77%).

A lo largo del pasado año, el 78,5% de las familias que tuvieron que decidir sobre el destino de los órganos de una persona fallecida en los hospitales gallegos dijeron sí a la donación, casi siete puntos más que en el ejercicio previo. Aun así, recordó Encarnación Bouzas, coordinadora autonómica de Trasplantes, todavía dos de cada diez hogares siguen frenando la donación, manteniendo a Galicia como la autonomía española con menor comprensión y aceptación de la importancia de esta decisión: «Sin donación, no hay trasplante», enfatizó Bouzas.

En 2017 destacó el avance de la recuperación de órganos en donantes con muerte cardíaca o corazón parado, que representó el 19% de las extracciones en la Comunidad, creciendo un 140% respecto al ejercicio anterior, según precisó Marissa López, directora de la Axencia de Doazón de Órganos e Sangue.

Galicia destacó también por el volumen de trasplantes de riñón posibilitados por donaciones en vida: el 19% de los 160 injertos renales efectuados se realizaron inter vivos, doblando practicamente la proporción conseguida a nivel estatal (10%).

Al cierre del año, el número de personas en espera de un órgano compatible para trasplante en Galicia se situaba en 313.