El Náutico, situado en la privilegiada primera línea de playa
El Náutico, situado en la privilegiada primera línea de playa - CEDIDA

Un templo de la música en la playa

El Náutico de San Vicente, en O Grove, cautiva con sus conciertos en la playa un año más:además, este año celebra su 25 aniversario y lo hace con un potente cartel musical con unos artistas que definen el paraje como «muy especial»

SantiagoActualizado:

La música ha encontrado un rincón mágico en pleno San Vicente do Mar, en la localidad pontevedresa de O Grove. Esta catedral de la música es el Náutico de San Vicente y cumple 25 años celebrando de la mejor forma que sabe:con un inigualable cartel de conciertos, que podría ser la envidia de prácticamente cualquier sala del territorio español. Aunque lo que sin duda es la envidia de todo aquel que trabaje en el mundo de los bares, restauración o salas musicales es el emplazamiento: el Náutico se sitúa sobre la playa, haciendo de ésta un lugar único para disfrutar de la música. Una palabra, música, que se podría poner con mayúsculas a la entrada del lugar, ya que aquí no caben las grabaciones: todo lo que sale por sus altavoces suena en directo, contando con una banda que también aparece en noches sin conciertos.

Miguel de la Cierva dirige este local cuyos cimientos rozan la sal del agua del mar. Se muestra orgulloso de decir que en su local, en su Náutico, no suena el reggeaton. También está contento de poder ofrecer una programación que recurre a grandes artistas, que llenan rápidamente las instalaciones (muchos de ellos, repetidores de este lugar) y que permiten realizar una apuesta decidida por noveles o por géneros que no consiguen terminar con el papel en la taquilla, pero que dan ese toque de lugar donde la música y los músicos importan. Así, es habitual poder escuchar a grandes del jazz en sus noches veraniegas, como Joseph Siankope, que actuó el pasado cuatro de agosto, o el flautista y saxofonista Jorge Pardo, que se pasará por la arena de San Vicente el día 20 este mes.

Pero sí, por el Náutico se han pasado o pasarán nombres clave en la música española. De la Cierva reconoce que no hay gran antelación, ni tampoco un presupuesto fijado en este programa estival: más bien se aprovechan de la presencia de artistas en la zona noroeste para que alarguen su estadía en la zona un día más y se pasen por sus instalaciones. Y parece que funciona: este año se podrá disfrutar de Coque Malla, o de la presencia de uno de los grupos clave del pop español, como es Taburete. Completan el verano Mikel Erentxun, Los Secretos, Rozalén o Julián Maeso. Ellos mismos, los que se ponen ante el público, afirman que esta sala es un lugar ideal, donde la acústica perfecta es sagrada, para poder presentar sus proyectos musicales.

El propio Erentxun se muestra encantado de pasarse por la playa del Náutico por segundo verano consecutivo. Reconoce que aplazó durante varios estíos su cita con esta sala por problemas de agenda, pero que la insistencia de amigos cantantes como Leiva o Iván Ferreiro hicieron que no pudiese esperar más. «Tienes que ir: te va a encantar porque es un sitio muy especial», le decían. Y no le defraudó. Reconoce que cantar allí es parecido a poder tocar en el paraiso. Junto a él podrán probar como es un concierto de estas características en su visita al local el próximo 17 de agosto.

«Tienes varias posibilidades, perosi hace bueno puedes tocar al borde del mar. Es un sitio muy especial y el ambiente es muy hippie. Gente en traje de baño, gente vestida... Hay muy buen rollo y muy buen ‘feeling’. Se ha conseguido un ambiente mágico. Es un sitio muy recomendable», afirma ilusionado el cantante vasco, que presentará las canciones de su nuevo disco «Hombre sin sombra».