La conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez
La conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez - MIGUEL MUÑIZ

La superficie quemada se redujo un 46% con respecto al año pasado

Este verano se han calcinado un total de 9.500 hectáreas calcinadas menos, a pesar de haber registrado 487 incendios más

SantiagoActualizado:

La superficie afectada por incendios forestales en lo que va de año es un 46,2% menor a la registrada en el mismo periodo de 2016. Este dato supone un total de 9.500 hectáreas calcinadas menos, a pesar de haber registrado 487 incendios más, según explicó la conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez en respuesta a una interpelación de En Marea en pleno del Parlamento gallego. Aunque no cifró las cifras exactas de superficie quemada, Vázquez sí señaló que es un 27,2% menos que la media de la última década. En lo que va de verano, las hectáreas quemadas son un 72,2% menos que en 2016.

Tras apuntar que «cada incendio intencionado es un atentado», remarcó que la intencionalidad está detrás de la mayor parte de los fuegos que se registran, ya que «el monte y el pasto no se suicidan solos». Al respecto, lamentó que este verano se vivieron las «mayores condiciones extremas que hubo desde hace mucho tiempo», «llegando a superar la mayoría de los días los 40 grados». Con todo, valora que «el 80% de los fuegos no llegaron a una hectárea».

Asimismo, se refirió a casos «paradigmáticos» como los de Agolada (Pontevedra), con 48 alertas este verano, y Pantón (Lugo), con 46. Además de esto, subrayó que se cumplen los tiempos de reacción entre los 16 y los 20 minutos, mientras señala que «no se pueden ligar los incendios a una especie», puesto que «en Orense no hay eucaliptos»

Por su parte, el diputado de En Marea, Davide Rodríguez criticó que la Consellería de Medio Rural «impide saber» la realidad sobre los fuegos forestales en Galicia, ya que solo informa de los superiores a 20 hectáreas. Debido a esto, estima que entre julio y agosto se quemaron sobre 4.000 hectáreas, aunque es «imposible situar en el mapa todos los incendios». Asimismo, censuró que el «dispositivo sigue fallando», con un «corta y pega» del Pladiga, que fue presentado «a escaso días» del inicio del periodo de alto riesgo. Criticó también, cuestiones como «la falta de medios humanos» en el servicio de prevención y defensa.