José Ramón Prado Bugallo, alias Sito Miñanco, tras ser detenido en el año 2001
José Ramón Prado Bugallo, alias Sito Miñanco, tras ser detenido en el año 2001 - EFE

Sito Miñanco escondía una «joya»: la planeadora más potente del narcotráfico europeo

El histórico narco gallego, detenido en la operación Mito, había encargado a un astillero de su localidad la construcción de una lancha para transportar hasta ocho toneladas de cocaína a más de 150 km/h

SantiagoActualizado:

Lo tenía todo previsto. José Ramón Prado Bugallo, alias Sito Miñanco, había encargado a un astillero de la localidad pontevedresa de Cambados la planeadora más potente hasta entonces conocida por el universo del narcotráfico gallego. A raíz de la operación que ha detenido a Miñanco y a la organización criminal que dirigía desde Algeciras, los agentes de la Brigada Central de Estupefacientes descubrieron los trabajos que hasta entonces se desarrollaban en el interior de una nave de la empresa Facho: el narco, lanchero de vocación, quería revolucionar el transporte de droga con una embarcación capaz de carrear hasta ocho toneladas de coca a más de 150 kilómetros por hora.

En las rías gallegas, muchas historias y leyendas populares dan cuenta de las peripecias de aquel joven Bugallo, capaz de burlar las persecuciones policiales en el mar retorciendo las lanchas entre las bateas y acantilados. Ahora, retirado de las labores de piloto e instalado en la cúspide de una red con vínculos en Colombia, Turquía y los Países Bajos, el narco más popular de Galicia en los noventa guardaba con mimo la construcción de su particular «Fórmula 1», como publicó el pasado viernes el Diario de Pontevedra.

La idea de adquirir una planeadora de casi 1.500 CV de potencia, de las más potentes de Europa, respondería a la intención de Miñanco de acortar al máximo el transporte de cocaína desde cualquiera de sus rutas, como la que conecta las Azores con las Rías Baixas, una de las más frecuentes. Pero también, entronca con uno de los mitos del narcotráfico en las Rías Baixas: la «Patoca», la embarcación ultrarrápida que pertenecía a Manuel Abal Feijóo, Patoco, viejo conocido entre los clanes de la droga.

Aquella lancha, incautada en el 2009 en una playa de Nigrán (Pontevedra), había sido fabricada en Italia, donde le habían acoplado siete motores de 300 CV cada uno a su estructura de 18 metros de eslora. Su precio rondaba los 600.000 euros. Cuando la red de Patoco cayó, se llevó consigo la planeadora, tan perseguida por la Guardia Civil que el narco, fallecido en accidente a los 38 años, se vio obligado a buscarle escondrijo en varias ocasiones.