Representantes sindicales en la estación de autobuses de Santiago
Representantes sindicales en la estación de autobuses de Santiago - EFE

Los sindicatos logran atar la subrogación de los trabajadores

La crisis del transporte libera tensión al alcanzar la Xunta y las centrales sindicales un primer pacto para el empleo

SantiagoActualizado:

Cinco horas de diálogo y un primer pacto encima de la mesa. La crisis del transporte en Galicia libera cierta tensión después de que la Xunta y los sindicatos alcanzaran un acuerdo que «mejora mucho» la subrogación de los trabajadores en el nuevo modelo concebido por la Consellería de Infraestruturas. Con todo, las negociaciones no están ni mucho menos finalizadas. La huelga se repetirá hoy, por tercera semana consecutiva, sin que el departamento de Ethel Vázquez haya logrado abortarla. Para Beatriz Meilán, de UGT, el mapa de rutas todavía presenta «una laguna tremenda» en materia económica, según declaró a EP al término de las conversaciones. «Las líneas no son viables, los trabajadores irán igualmente a la calle», avanzó.

La administración y los representantes de los trabajadores se citaron de nuevo el próximo miércoles, un día antes de que se reanude el diálogo entre la patronal y la Consellería; y una vez que ha quedado sepultado el modelo de interlocución trilateralque exigía el sector en un principio. Los empresarios, por su parte, volvieron a insistir en su alternativa de prorrogar la entrada en vigor del plan, prevista para el mes de agosto. Es, dicen, un camino «completamente lícito» para desbloquear la crisis y dar más tiempo a que la administración reformule su proyecto. La Consellería, sin embargo, ha venido calificándolo en las últimas semanas de «ilegal».

Como viene siendo habitual desde que se inició el conflicto en el sector, las federaciones Anetra, Transgacar y Fegabús emitieron un comunicado para dejar claro que el acuerdo con el Gobierno está «muy lejos», a pesar de los «avances» alcanzados en la reunión bilateral celebrada ayer en San Caetano. Hoy volverá a convocarse otra para asegurar el camino andado, para «construir juntos el transporte sostenible para el futuro», según la conselleira.

El Gobierno gallego es receptivo a la agenda que le presenta cada una de las partes, pero no altera un ápice su cronograma: agosto es la fecha. Antes, llegarán los concursos públicos y las adjudicaciones de los 42 primeros contratos del plan.