Sala de espera en un servicio de Pediatría
Sala de espera en un servicio de Pediatría - VALERIO MERINO
Déficit de profesionales

Sergas y pediatras buscan vías para organizar la atención en vacaciones

Concentrar efectivos o poder moverlos entre hospitales y Primaria, son opciones a examen

SantiagoActualizado:

Cerca del 90% de la atención médica a pacientes menores de quince años en Galicia se lleva a cabo por parte de especialistas en Pediatría, un porcentaje que, apuntan desde la Consellería de Sanidade, baja hasta el 50% en autonomías como Madrid o Castilla-La Mancha, con una asistencia pediátrica repartida prácticamente a la mitad con facultativos de medicina familiar y comunitaria. No obstante, admiten fuentes del departamento que encabeza Jesús Vázquez Almuíña, el mantenimiento de estos índices se complica en periodos vacacionales como el estival, cuando la carencia de especialistas en Pediatría imposibilita la cobertura una a una de las ausencias de los titulares de plaza. «Nos cuesta muchísimo sustituir pediatra por pediatra porque no hay especialistas en paro», indican las mismas fuentes, anotando el impacto social que estos descubiertos generan, especialmente cuando se corresponden con pediatras itinerantes que distribuyen su jornada entre varios centros de salud.

Tras dos años de trabajos y con el verano llamando ya a la puerta, el Sergas y las sociedades científicas de pediatría Agapap y Sopega avanzan en alternativas de organización de recursos que, en periodos vacacionales por lo pronto —y de forma continuada si demuestran ventajas para todas las partes—, permitan garantizar que la atención pediátrica se efectúe con cargo a especialistas del ramo.

«La gente quiere en casa un aeropuerto, una universidad y un pediatra, y eso no es posible. Los pediatras a lo mejor tienen que estar agrupados en los hospitales comarcales o PACS, pero juntos, para poder acometer procedimientos más complejos y acceder a más pruebas complementarias. Y cada pueblo tendrá que desplazarse, igual que va a un centro comercial determinado o a ver la película al cine que le interesa», señalaba recientemente a ABC el jefe de Pediatría del Complexo Hospitalario Universitario de Santiago, en línea con la reflexión lanzada en abril del pasado año por el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuíña, apelando a la «sensatez» y a primar calidad a cercanía en la organización de la pediatría.

Itinerancia entre centros

La reagrupación de efectivos es precisamente una de las medidas que están sobre la mesa del grupo de trabajo, junto con otras fórmulas de organización, como la creación de una figura de pediatra de área, que flexibilice la vinculación del profesional y permita «cierta itinerancia», pudiendo transferir efectivos entre centros de salud y hospitales en periodos vacacionales o ante picos de demanda.

Menos población infantil

Entre las medidas con impacto a medio y largo plazo, la Consellería ha solicitado al Ministerio la ampliación de 20 a 26 del número de plazas de formación MIR autorizadas en esta especialidad a la Comunidad. En cualquier caso, desde el departamento sanitario subrayan la progresión operada en los últimos veinte años en la cifra de pediatras en plantilla, inversamente proporcional, creen, a la preocupación social que generan los descubiertos puntuales de profesionales. En 1996, indican, la red de Atención Primaria del Sergas contaba con 289 pediatras para atender a una población aproximada de 392.000 menores de 15 años. En 2017, la plantilla había crecido hasta 327 mientras el grupo de población objeto de atención pediátrica se había recortado a 312.000.

«El número de pediatras en Primaria se ha incrementado un 13% mientras la población infantil ha bajado del orden de un 20%. Pero la percepción social no es esa», señalan las mismas fuentes, subrayando cómo en los últimos veinte años la ratio de pacientes por pediatra (el cupo medio asignado a cada profesional) ha bajado en Galicia de 1.330 a 955.