Actividad de danzaterapia a partir de los hilos de luz celebrada en el centro Entelequia
Actividad de danzaterapia a partir de los hilos de luz celebrada en el centro Entelequia - MIGUEL MUÑIZ

Saltando la barrera del sonido

Los mundos del diseño y la atención a la diversidad se alían para que niños con discapacidad puedan sentir la música por los ojos

SantiagoActualizado:

Todo empezó con un videoclip musical en el que el equipo de Síntesis Creative Studio quería explorar la conjunción de distintas tecnologías; repararon en el cable electro luminiscente y llegaron a la construcción de BRAIS (Box of Reactive Audio Illumination System), un prototipo de mesa de luz y sonido que controla hasta ocho canales de cable y los hace reaccionar a ocho frecuencias de una onda de sonido permitiendo la creación de espacios flexibles acotados por hilos de luz que recrean los sonidos rítmicos en forma de impulsos visuales. Sin saberlo, su prototipo BRAIS estaba cerca de ofrecer una respuesta a una inquietud permanente para los profesionales de Entelequia. En este centro especializado en atención a niños con diversidad funcional no dejaban de preguntarse cómo salvar la barrera para acercar la experiencia de la música —o el reconocimiento de la propia voz— a menores con circunstancias singulares, como discapacidades auditivas o alteraciones sensoriales asociadas a trastornos del espectro autista que condicionan su relación con el sonido.

Los mundos de Entelequia y de Síntesis Creative Studio se cruzaron en la feria de inventores Maker Faire Galicia y el prototipo BRAIS, inicialmente orientado a la expresión artística y la instalación audiovisual, encontró una nueva vocación. «Nos dimos cuenta de que teníamos entre las manos un verdadero dispositivo sinestésico, capaz de traducir sonidos rítmicos en pulsos lumínicos; una oportunidad para ‘ver la música’ con diferentes aplicaciones en el terreno de la diversidad funcional», explica Diego Torres, director creativo de Síntesis.

«Hablamos. Preparamos una guía docente con una serie de actividades y diseñamos la manera de trabajar con BRAIS, no sólo en niños con dificultades con el sonido —enfermedades raras, autismo, discapacidad auditiva—, sino también menores con altas capacidades», explica Yesshenia Vilas, coordinadora de Entelequia. El 9 de marzo se celebró la primera experiencia, con muchos profesores y representantes de la comunidad sorda como invitados, y los resultados, indica Vilas, fueron altamente satisfactorios. Adivinar si una canción es rápida o lenta en función de los pulsos lumínicos que la representan, bailar al ritmo de las luces, descubrir la duración de las palabras (con resultados sorprendentes en algunos casos entre los usuarios de lengua de signos) o descubrir rasgos de la propia voz (grave o aguda, explorando la amplitud de registro) o la prosodia fueron algunas de las actividades desarrolladas en las instalaciones de Entelequia en Santiago. Y la colaboración continúa.

Rehabilitación del lenguaje

Sintesis Creative Studio y Entelequia trabajan ahora en un nuevo prototipo llamado a facilitar la rehabilitación del lenguaje y hacer más atractivos los ejercicios de logopedia. Los hilos representarán en este caso cada uno de los fonemas reaccionando a la pronunciación del niño e iluminándose en un color u otro en función de lo acertado de su expresión. Se trata, apunta Torres, de introducir elementos de juego, de modo que el niño pueda realizar sus propios entrenamientos de forma autónoma sin la intervención continua de un terapeuta.