Curva donde Abuín interceptó a Diana
Curva donde Abuín interceptó a Diana - MIGUEL MUÑIZ
EL PRÓXIMO VIERNES

Reconstrucción: De regreso a los escenarios clave del crimen de Diana Quer

El Chicle será interrogado por cada paso que dio aquella noche, con el objetivo de dejar al descubierto sus contradicciones

SantiagoActualizado:

La reconstrucción que las personas que buscaban a Diana Quer organizaron en el lugar de la desaparición justo un año después de que se perdiese la pista de la joven de Pozuelo fue vital para resolver el caso. De no haberse llevado a cabo esta prueba, los agentes de UCO y Policía Judicial no habrían podido desactivar la línea de investigación que conducía al Chicle y que permaneció congelada durante meses por una razón básica: el posicionamiento de los móviles indicaba que el único sospechoso y la víctima habían abandonado el pueblo por salidas distintas.

Carretera de salida de A Pobra hacia Taragoña, a su paso por el puente
Carretera de salida de A Pobra hacia Taragoña, a su paso por el puente - MUÑIZ

En el mismo lugar donde se vio a Diana por última vez con vida y en similares condiciones —se volvían a celebrar las fiestas de la localidad— los agentes descubrieron que la saturación de las líneas era la que desviaba uno de los teléfonos a otra antena, pero que en realidad la salida se podía haber producido por la misma carretera. Este descubrimiento allanó el camino hasta José Enrique Abuín, que ese 22 de agosto de 2017 se convirtió en el sospechoso único e indiscutible. Centenares de agentes entre los efectivos que se trasladaron a A Pobra dentro de Galicia y los que llegaron de Madrid protagonizaron la que es ya la mayor reconstrucción de la historia de la Guardia Civil en España. A apenas dos meses de cumplirse el primer aniversario de ese día clave, la recreación de lo que sucedió aquella noche vuelve a concentrar todas las miradas.

Según pudo saber ABC, el próximo viernes por la mañana el autor confeso de la muerte de Diana Quer regresará a los escenarios del crimen para explicitar cómo se produjeron los acontecimientos que aquella triste madrugada concluyeron con la muerte de la muchacha. Abuín deberá explicar en detalle cada paso desde que se fijó en Diana a la salida de A Pobra y hasta que se deshizo de su cuerpo en el aljibe de la fábrica de Asados. Las condiciones no serán las mismas que las de la noche del presunto asesinato. Ni A Pobra do Caramiñal estará de celebración por las fiestas de su patrona, ni la noche servirá para ocultar las oscuras intenciones del Chicle, pero las palabras del señalado serán claves para arrojar luz sobre algunas de las lagunas que aún pesan sobre el caso.

Interior de la nave en la que presuntamente se produjo el crimen
Interior de la nave en la que presuntamente se produjo el crimen - MUÑIZ

El lugar donde se cruzaron

La curva de A Pobra

La reconstrucción del viernes arrancará previsiblemente en la curva donde Abuín y Diana se cruzaron por primera vez. La joven caminaba en dirección a su casa tras una noche de fiesta y había alcanzado ya la salida del pueblo, donde la concurrencia de gente era mucho menor y las luces de la carretera principal dejaban paso a un tramo de más penumbra. Quizás por eso Abuín eligió esta curva estratégica para detenerse y esperar a su víctima. O quizás se fijó en Diana antes y esperó a que ella estuviese en una situación más vulnerable para acecharla. Es una de las cuestiones que deberá despejar el viernes. Después, será preguntado por el juez y por los abogados presentes (el de la acusación particular y la suya propia, además de la fiscal del caso) por cómo interceptó a Diana y la obligó a subir al maletero de su vehículo. El testimonio de una persona que en ese momento dormía en una caravana próxima reveló una «pelea de pareja» que podría corresponderse con el forcejeo que los dos implicados en la escena debieron protagonizar, por lo que Abuín estará obligado a hilar fino en su explicación.

Este primer tramo de la reconstrucción será de máxima relevancia para determinar las acusaciones que se le imputarán al procesado una vez se siente en el banquillo, ya que ayudará a conocer cuáles eran las intenciones del Chicle cuando se llevó a Diana a la fuerza y que podrían ayudar a apuntalar la hipótesis que acusación y Ministerio Fiscal comparten y que señala que el móvil sexual fue el que precipitó el rapto.

De camino a Asados

¿Fue su única parada?

Hasta el momento todo hace pensar que José Enrique Abuín introdujo a Diana en el maletero y abandonó A Pobra a toda velocidad en dirección a Asados, pero no hay indicios que confirmen que la nave fue su primer destino. Será el propio Chicle el que tendrá que aclarar a dónde se fue con Diana cuando pasaron el puente de Taragoña y lanzó su móvil al agua, porque la pista de ambos se pierde en este punto del trayecto. A propósito de cómo se tratará la salida del pueblo y la detención —o detenciones— que el acusado realizó, fuentes consultadas por este diario manifestaron que todo se hará de la manera más fiel posible a cómo ocurrió en realidad. Esto implica que los vehículos policiales en los que irá montado El Chicle, la comitiva judicial y los agentes que los acompañen calcarán la ruta que Abuín les marque y las velocidades que él recuerde para ceñirse lo más posible a la madrugada del crimen.

Asados, el lugar crítico

¿Cómo y cuándo?

Una vez en la antigua fábrica de muebles donde Diana Quer permaneció quinientos días oculta en un pozo a ocho metros de profundidad, se desencadenará una cascada de incógnitas y preguntas que la familia y el propio juez del caso llevan meses rumiando. ¿Qué sucedió allí? ¿Cuánto tiempo estuvo retenida Diana?¿Hubo agresión sexual?¿Cómo se produjo la muerte? Las respuestas del Chicle —en caso de que finalmente acepte colaborar y responder a todas las cuestiones que se le planteen— marcarán un punto de inflexión en un caso que encara el fin de la instrucción y contribuirán a encajar las piezas de este rompecabezas en el que, pese a las miles de horas de trabajo dedicado, todavía quedan huecos en blanco.

Casa de Abuín y Rosario, a la que él regresó después del crimen
Casa de Abuín y Rosario, a la que él regresó después del crimen - MUÑIZ

Del grado de sinceridad y colaboración que muestre la persona que confesó el crimen de la joven dependerá el devenir de futuras pruebas, entre las que se incluye una recreación virtual de sus movimientos ya aprobada por el juez y que con toda objetividad verificará, o no, la versión que el Chicle aporte este viernes. La cuenta atrás para regresar al escenario del crimen y descubrir la verdad del caso Quer se pone en marcha.