Un barco faenando en la Ría de Arousa
Un barco faenando en la Ría de Arousa - MIGUEL MUÑIZ

Quintana defiende un fondo de financiación en la UE para la pesca

Los recursos servirían para adaptar al sector a la normativa del mercado común

SantiagoActualizado:

Durante la conferencia celebrada ayer en Tallín, «Más allá de 2020: el apoyo a las comunidades costeras de Europa», la conselleira do Mar, Rosa Quintana, defendió la importancia de un nuevo fondo de financiamiento pesquero que sirva de continuidad al Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) que está en vigor y que constituye un impulso para el desarrollo de este sector. La necesidad del fondo, resaltó la conselleira, es para lograr que la pesca y la acuicultura se puedan adaptar a la normativa europea y presenten una estructura específica, orientada a conseguir los objetivos de la Política Común de Pesca y de la Política Marítima Integrada.

En lo referente a la estructura de este futuro fondo, Quintana, explicó, la necesidad de que sea horizontal y común para las cuestiones integrales que precisan una actuaciones generales y coordinadas entre Estados o regiones. Dentro de este plan, las prioridades de Galicia estarían encabezadas por el relevo generacional y la adecuación al esfuerzo pesquero, el apoyo a la mejora de la organización y el refuerzo del espíritu de colectividad de los bienes comunes que hay en el mar para mejorar su gestión y explotación. Dentro de esta lista destacó el relevo generacional, centrándose en el empleo de los fondos en cuestiones que atañen a la formación y a la mejora de la calidad de vida. Asimismo, también es fundamental crear facilidades en el momento de introducirse en el sector mediante el apoyo e distintas acciones como la compra de los buques.

Los fondos pesqueros suponen para Galicia un gran impulso y contribuyen, según explicó la conselleira, a mejorar aspectos como el desarrollo de un sector transformador competitivo y puntero a nivel mundial. Una de las consecuencias directas de esto es que la Comunidad dispone de 487 millones de euros de ayuda pública hasta 2020. Además de esto, tiene un reserva del 51% de los fondos disponibles en España para las comunidades autónomas.

Entre las medidas propuestas por la conselleira se encuentra el apoyo en algunos aspectos a las empresas de gran volumen, ya que su capacidad de desarrollo en I+D+i puede perderse si dejan de recibir algún tipo de ayuda. El apoyo que derivaría del fondo sería en forma de subvenciones públicas para poder controlar el dinero de manera más eficiente.