Pilar Cancela, presidenta de la gestora
Pilar Cancela, presidenta de la gestora - MIGUEL MUÑIZ

La posible censura en Coristanco evidencia la fractura del PSdeG

El único edil del PSOE valora si acata o no la decisión de dejar la moción en suspenso

SantiagoActualizado:

La posible moción de censura en Coristanco —que auparía a la alcaldía al único edil socialista en el municipio con el apoyo de seis concejales del PP— ha vuelto a evidenciar la fractura existente en el seno del PSdeG. La dirección de los socialistas en la provincia de La Coruña comunicó ayer formalmente la decisión acordada en la noche del jueves por la mayor parte de los miembros de su ejecutiva de dejar en suspenso esta operación, que contaba con el beneplácito de la agrupación local del partido en el concello coruñés y había sido respaldada públicamente por el secretario provincial Julio Sacristán.

Pese a que la moción fue registrada oficialmente este martes con la firma de los concejales del PP y el único edil del PSOE, las críticas de los tres precandidatos a dirigir el partido en las primarias de la formación, junto con el malestar manifestado en privado por la presidenta de la gestora Pilar Cancela, acabaron forzando el cambio de postura ante la sorpresa del que estaba llamado a ser el nuevo regidor del municipio, Abraham Gerpe. En conversación con ABC, Gerpe —que pese a que se presentó a las elecciones en las listas del PSdeG no milita en el partido— manifestó su desconcierto ante esta decisión, y lamentó que las distintas facciones del partido hayan convertido este asunto en escenario para una «lucha partidista».

El edil aseguró que, pese al comunicado emitido por la ejecutiva provincial de los socialistas coruñeses, ningún responsable del partido ni a nivel local ni provincial se puso en contacto con él en la jornada de ayer para comunicarle la decisión, por lo que «reflexionará» si cumple con las directrices expresadas por los socialistas coruñeses. Según Abraham Gerpe, tanto él como Julio Sacristán optaron por respaldar la moción de censura, no por una decisión personal, sino porque así lo decidió la mayoría de la asamblea local del PSOE en Coristanco. «Solo respeté las órdenes de los compañeros y ahora quieren echarme toda la culpa a mí», lamenta el concejal, al tiempo que asegura que las negociaciones con el PP fueron asumidas en solitario por el presidente local de la formación, Aurelio Sánchez.

Sacristán se desmarca

En conversación con este diario, el secretario provincial del PSdeG en La Coruña le restó importancia al cambio de postura manifestado por su partido y aseguró no sentirse «desautorizado», pese al apoyo expreso que él mismo realizó a la operación en los últimos días. Julio Sacristán atribuye el revuelo ocasionado por este asunto en el seno de la formación a «la situación que vive el partido», a las puertas de unas elecciones internas. Él mismo arremetió este jueves contra el portavoz parlamentario del PSdeG y precandidato en las primarias socialistas, Xoaquín Fernández Leiceaga, por posicionarse «gratuitamente» sobre la situación de Coristanco sin conocer la realidad de este municipio.

En este sentido, Sacristán manifestó a ABC que mantiene estas declaraciones y reivindicó que solo él, en calidad de secretario provincial del partido, mostró interés en los últimos meses por conocer la situación de «aislamiento» que vive el concello en manos del actual regidor, de Terra Galega. «Conozco perfectamente la situación porque he sido el único que se ha preocupado por ellos en los últimos meses», concluyó.