La líder del Bloque Nacionalista Galego (BNG), Ana Pontón
La líder del Bloque Nacionalista Galego (BNG), Ana Pontón - MIGUEL MUÑIZ

El BNG plantea una reforma de la ley electoral que dispararía a C’s

La implantación de la cuota Haré y la circunscripción única en Galicia granjearían un escaño al nacionalismo, y dos a los naranjas

SantiagoActualizado:

El BNG también se apunta a la reforma de la ley electoral. Después de que Ciudadanos y Podemos hayan acercado posturas para cambiar aspectos sustanciales del sistema, el nacionalismo gallego pide abrir los codos y no quedarse fuera del debate. Eso sí, sin inspirarse en el «cálculo partidista» que ayer denunció la líder del frente, Ana Pontón, en uno de sus dardos al «llamativo idilio» de naranjas y morados.

Las propuestas del Bloque pasan por sustituir la actual circunscripción provincial por una única arena autonómica en la que pasarían a repartirse 25 escaños para el Congreso, dos menos que en la actualidad. Además, el partido apuesta por abandonar la fórmula D’Hont, muy criticada por sus beneficios al bipartidismo, y adoptar la cuota Haré, mucho más proporcional. El derecho a voto se rebajaría a los 16 años y la ley obligaría tanto a la celebración de debates electorales como al diseño de listas cremallera para favorecer la igualdad.

En consecuencia, y tomando algunos de los puntos clave, como los cambios en la circunscripción, el número de escaños, y la fórmula de reparto; la reforma del BNG le permitiría regresar de nuevo a la Carrera de San Jerónimo con la consecución de un escaño, pero también facilitaría un indiscutible ascenso de Ciudadanos, que obtendría dos escaños. Ahora no cuenta con ninguno.

Por lo demás, el PP se colocaría con diez asientos, dos menos que en la actualidad; mientras que En Marea ganaría un acta (6) y el PSdeG mantendría su actual posición (6).