Cuadro que representa a Santiago Apóstol en la batalla de Clavijo
Cuadro que representa a Santiago Apóstol en la batalla de Clavijo - ABC
ARQUEOLOGÍA

Padrón busca el rastro del Apóstol Santiago

La villa coruñesa inicia una prospección con georadar de la piedra en la que, según la leyenda, reposaron los restos del Apóstol antes de ser enterrados en Compostela

SANTIAGOActualizado:

La villa de Padrón (La Coruña) busca evidencias para seguir alimentando la leyenda del Apóstol Santiago y su vínculo con Galicia. Cuenta la tradición que fue en este municipio a orillas del Sar en el que recalaron los restos del Apóstol procedentes de Tierra Santa, y que fueron depositados sobre una roca antes de continuar trayecto hasta el lugar de su sepultura, sobre la que posteriormente se levantaría la Catedral (y la ciudad) de Compostela. Desde hoy, una iniciativa privada busca esa legendaria roca en el paraje de A Barca para convertirla en un nuevo elemento de la historia jacobea, con la vista puesta en el Año Santo de 2021.

La ejecución del proyecto de prospección arqueológica está a cargo de la empresa de arqueología Prospectiva y Análisis Arqueólogos S.L., bajo la dirección del arqueólogo Andrés Bonilla. Los trabajos especializados con geo-radar 3D multifrecuencia y el análisis de los datos serán llevados a cabo por Geofísica Consultores. Inicialmente, se prevé que la duración del trabajo de campo sea de un día y, una vez finalicen los trabajos de adquisición de datos, se procederá al procesado de los mismos para la obtención de resultados, estimado en un par de semanas.

El proyecto, que ya contaba con el visto bueno del Concello de Padrón, recibió el pasado mes de Marzo la aprobación por parte de la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Xunta de Galicia. Según ha explicado el alcalde de Padrón, Antonio Fernández Angueira, «llevamos años trabajando para reivindicar la relevancia de Padrón como primer Portus Apostoli y como lugar clave en el origen y la consolidación de la tradición Jacobea y del Camino de Santiago. En el caso de que se hallase la roca en la que supuestamente fue depositado el cadáver del Apóstol, ese descubrimiento supondría un espaldarazo definitivo al trabajo realizado, más aún en la antesala del Xacobeo de 2021».

El mito de la "Traslatio"

Según la leyenda jacobea, Santiago el Mayor predicó el Evangelio en Hispania en el 33 d.C. para posteriormente regresar a Tierra Santa. Tras su martirio y muerte alrededor del 44 d.C. por orden del rey Herodes Agripa, sus discípulos depositaron su cadáver en un barco —la tradición habla de una balsa de piedra— y cruzaron el Mediterráneo y el estrecho de Gibraltar, para desembarcar supuestamente en un puerto en la Ría de Arosa, en cuyas inmediaciones recibió sepultura. Su presunto descubrimiento en el s. VIII dio pie al mito jacobeo y el nacimiento de Compostela.

Autores como Claudio Sánchez Albornoz o Fernando Sánchez Dragó han cuestionado que exista sustento histórico y documental de esta leyenda, que sin embargo ha dado pie a una de las rutas de peregrinación más importantes de Europa: el Camino de Santiago.

Es en ese primer desembarco donde se sitúa esta roca en Padrón, donde el cadáver decapitado del Apóstol reposó. La prospección arqueológica tiene por objetivo localizar con el Sistema Georadar una peña que estaba visible en el siglo XV, y que era visitada y venerada por los peregrinos en esa época, asociada por la tradición al mito de la Traslatio. Hoy en día estaría bajo tierra, ya que en el siglo XVI el Ayuntamiento aparentemente echó la gran roca al río, para evitar que los peregrinos arrancaran pedazos de la misma.

La leyenda narra cómo los discípulos del Apóstol depositaron sus restos en un barco y cruzaron el Mediterráneo hasta llegar a un puerto en la ría de Arosa

Esto aparece atestiguado en diferentes fuentes bibliográficas y se avala por los escritos de varios autores, tales como Ambrosio de Morales (cronista del Rey Felipe II), el Licenciado Bartolomé Sagrario de Molina, el canónigo Jerónimo del Hoyo, y viajeros y peregrinos en calidad de testigos directos como Rosmithal de Blatna, el alemán Münzer, o el italiano Giacomo Antonio Naia. Asimismo, la Asociación Cultural Villa Petroni cuenta con fuentes gráficas, reproducciones de pinturas del siglo XVI del Museo Lázaro Galdiano y del Museo de Bellas Artes de Murcia, con representaciones del depósito del Apóstol Santiago en la peña que se intenta localizar.

Imagen de la zona en que se va a realizar la prospección
Imagen de la zona en que se va a realizar la prospección-CEDIDA

Las fuentes históricas se refieren a la presencia de una roca localizada en un meandro del río Sar en la que la erosión natural formó una impronta de configuración antropomorfa, identificada por la tradición popular con aquella en la que se depositó el cuerpo del Apóstol Santiago. Cerca de la piedra, probablemente también debe haber los restos de unas escaleras y un humilladero, de los que hablan las fuentes escritas.

En la actualidad ha desaparecido todo rastro del meandro, ya que en la década de 1960 la zona fue rellenada y nivelada con áridos con motivo de la canalización del río Sar. Hoy esa franja de terreno, de propiedad municipal y correspondiente aproximadamente con la mitad inferior del meandro seco, está asfaltada y destinada a aparcamiento público de vehículos.

Antecedentes

El origen de esta iniciativa se remonta a los intentos de localización de la peña realizados por el profesor Eduardo Paz Lamas en el año 1965, con los pocos y escasos medios de los que se disponía en esa época. En el libro «Pascua de Padrón» del año 1971, el escritor Máximo Sar ya hace un llamamiento a continuar la tarea del profesor, que es reiterada por el escritor Borobó en otro artículo de 1993.

En el año 1999 tuvo lugar una iniciativa de la que consta acuerdo unánime de todos los partidos políticos municipales en un Pleno del Ayuntamiento de Padrón, para solicitar a la Consellería de Cultura de la Xunta una subvención con el fin de realizar una excavación para cata arqueológica en el lugar de La Barca y localizar la peña. Esta iniciativa finalmente no prosperó, a pesar del empeño y trabajo empleados en ello.

Ahora, la Asociación Cultural Villa Petroni retoma la iniciativa con «mucha expectación», según reconoce su presidente, Angel Rey Castro, y después de encontrar financiación por parte de una empresa local.