Galicia

Orozco recurre el archivo de la pieza de las injurias de Portomeñe

La juez de instrucción archivó la causa que investigaba unas posibles calumnias del concejal Carlos Portomeñe

Orozco, en una imagen de archivo
Orozco, en una imagen de archivo - EFE

La defensa del exalcalde socialista de Lugo, José López Orozco, presentó ayer ante la Audiencia Provincial su recurso de apelación a la decisión de la juez de instrucción Sandra Piñeiro de archivar la causa que investigaba unas posibles calumnias del concejal Carlos Portomeñe, quien en una rueda de prensa en febrero de 2016 acusó al exregidor de presionar a un funcionario municipal hasta el llanto para que emitiera un informe urbanístico con un determinado sesgo.

El recurso ya había sido anunciado por el abogado de Orozco, Gregorio Arroyo, la semana pasada, y es la respuesta a la decisión de Piñeiro de sobreseer provisionalmente la causa, alegando que se producía una situación de prejudicialidad, al estarse investigando este mismo hecho por otra juez, en este caso Pilar de Lara. El escrito de apelación afirma que «no puede existir prejudicialidad penal respecto de otra causa penal», tal y como recoge la actual ley procesal.

En el recurso —al que ha tenido acceso ABC—, la defensa del exalcalde señala las contradicciones de la propia juez Piñeiro, que en respuesta a una providencia de De Lara replicó que investigaba hechos distintos a la pieza del Plan General, y pocos días después asumía su tesis y reconocía la coincidencia. Arroyo reproduce el auto de la propia Audiencia Provincial en la que se recoge el objeto de la instrucción de las supuestas calumnias, «un hecho concreto que debe ser aclarado, en cuanto podría exceder de la genérica valoración acerca de la supuesta ilegalidad del PXOM y de la crítica política».

Además, para sustentar la falsedad de las acusaciones públicas de Portomeñe, el abogado de Orozco aporta las declaraciones ante dos jueces distintos del funcionario supuestamente presionado, el exsecretario Luis Regal, que negó reiteradamente haber sufrido cualquier tipo de injerencia del exalcalde en su desempeño profesional.

«Ha quedado patente la falsaria intervención» de Portomeñe, afirma, «ni presiones para modificar el Plan General, ni salida del despacho llorando». En su opinión, «esto explica el comportamiento» del portavoz de la populista ACE en el Concello de Lugo, «intentando por todos los medios impedir su declaración, y cuando esta se produce por indicación de la Audiencia, huye de los hechos, no contestando a las preguntas e intentando buscar refugio al amparo» de la juez Pilar de Lara, quien intentó evitar que llegara a prestar declaración alegando que era testigo en su causa del Plan General y que la denuncia por calumnias solo buscaba amedrentarlo.

Caso prescrito

A pesar de conseguir el archivo de la causa y la exoneración de su defendido, los abogados de Carlos Portomeñe también presentaron la semana pasada su recurso de apelación ante la Audiencia. En él esgrimieron el argumento de la prescripción del posible delito de calumnias que dio origen a la demanda del exalcalde Orozco, y que ya fue desestimado en su día por la instructora Sandra Piñeiro. La intención de la defensa del concejal es evitar que se reabra el caso una vez se resuelva la investigación por las supuestas irregularidades del Plan General, circunstancia alegada por la juez Piñeiro para archivar la causa.

Toda la actualidad en portada

comentarios