El aprendizaje de idiomas mejora las expectativas laborales de los universitarios
El aprendizaje de idiomas mejora las expectativas laborales de los universitarios - MIGUEL MUÑIZ

Nuevos idiomas para llegar a todas partes

Lenguas como el chino, el danés o el árabe están al alcance de todos los que quieran completar su formación en el Centro de Linguas Modernas

SantiagoActualizado:

Con el comienzo del nuevo curso académico, la Universidad de Santiago de Compostela (USC) prepara su oferta complementaria. Los idiomas son fundamentales y es por esto que, año tras año, el Centro de Linguas Modernas (CLM) amplía su catálogo. Ya no es necesario quedarse en idiomas como inglés, alemán, francés o portugués, todos los curiosos pueden optar por algunos como el chino, el danés, el checo o el japonés. Para los estudiantes supone una gran oportunidad y es que además de ampliar su curriculum con un idioma más a sus espaldas pueden acercarse a una cultura nueva. Pero los alumnos de las facultades no son los únicos que pueden encontrarse en las clases del CLM, los profesores también se convierten en estudiantes.

Desde el CLM, su directora Katerina Vlasakova resalta la importancia de manejarse bien en distintos idiomas. «Las lenguas tienen cada vez más importancia y cuanto más nivel mejor y cuantos más tipos de lenguas se sepan mucho mejor» señala Vlasakova. Con esto se consigue ser mucho más competente tanto dentro del mercado europeo como a nivel mundial. Entre la amplia oferta del CLM el chino se postula como una de las apuestas más fuertes para abrirse paso en el mundo laboral. A pesar de no ser «un idioma muy demandado» dentro del centro según apunta Vlasakova. El profesor de Derecho Público Especial y de la Empresa, Miguel Abel Souto, se convirtió en alumno de chino en el CLM. Él considera el chino un idioma universal, de fácil entendimiento para quién se quiera preparar en esta lengua.

Por razones laborales ya tenía que dominar el alemán, un idioma que comenzó a aprender en el CLM también, pero debido a sus constantes viajes a China tuvo que perfeccionar una nueva lengua. «Cada vez que tenía que ir a China veía que todo el mundo traducía lo que decían al ingles o al alemán y nadie empleaba el chino. Pensé que al ser el país que nos acogía debíamos tener más conocimientos», explica Abel. La importancia del país a nivel económico es una de las características que invitan a prepararse más en todo lo relativo a su lengua, según el profesor de derecho. Tanto él como Vlasakova apuestan por que los estudiantes amplíen sus conocimientos de idiomas. Vlasakova opina que principalmente «tenemos que mejorar las lenguas románicas» lo que nos permitirá lograr más destreza antes de comenzar con chino o japonés.

Cursos tradicionales

Aunque apuesten por lenguas diferentes, los cursos más tradicionales siguen manteniendo un buen número de demandas. En el caso de Sara Fernández, el portugués fue el segundo idioma tras conseguir su certificado de B2 en inglés. Con esto buscaba completar su formación de una manera más sencilla. «Este año casi no tengo tiempo pero retomaré los estudios que comencé en el CLM», asegura Sara.