La Valedora do Pobo, Milagros Otero
La Valedora do Pobo, Milagros Otero - MIGUEL MUÑIZ

Milagros Otero: «La digitalización de servicios se olvida de las personas mayores»

La Valedora denuncia que la modernización no tiene en cuenta sus circunstancias

SantiagoActualizado:

La Valedora do Pobo rompe una laza a favor de los más mayores, obligados a subirse al carro de la digitalización de los servicios sociales pese a sus dificultades. Según Milagros Otero denunció tras la presentación del informe anual de su institución , la modernización de estos servicios deja atrás a las personas mayores, por lo que ha instado a que sean tenidas en cuenta, especialmente aquellas que viven solas y en zonas del rural mal comunicadas. Así lo expresó ayer en una entrevista en RNE en la que Otero aclara que no se opone a la «modernización» del acceso a los servicios, pero que ésta no puede llevarse a cabo «a costa» de los derechos de ciertos colectivos con más dificultades para adaptarse a estos cambios.

De este modo, puso como ejemplo a las personas mayores «que viven solas» y en zonas del rural «donde las comunicaciones telefónicas son malas e Internet casi no existe». «Estas personas necesitan un teléfono para avisar de que les vaya a buscar una ambulancia. Si aún por encima, cuando llaman, les atiende una operadora, se pierden. Bueno, se pierden ellos y me pierdo yo», incidió. Esta cuestión ha sido uno de los asuntos destacados en el informe anual que el Valedor do Pobo trasladó la pasada semana al presidente de la Cámara gallega, Miguel Ángel Santalices.

Según Milagros Otero, el número de expedientes tramitados por la institución que dirige relacionadas con el rural creció de forma importante en relación al anterior ejercicio y se situó en el 12 por ciento del total. Otero también indicó que este aumento está relacionado «en gran medida» con la intención de «acercar la institución al rural» que, hasta este año, tenía una presencia «nula» en las actuaciones del Valedor. «Yo misma me acerqué para conocer de primera mano», incidió la Valedora para remarcar que se enviaron «encuestas sobre servicios sociales y necesidades» a «200 ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes». «Me ofrecía a visitarlos, aunque algunos no les interesó que fuese», comentó.

Quejas en el rural

En relación a la naturaleza de las quejas recibidas a lo largo del año, Otero afirmó que la ola de incendios registrada en Galicia en octubre del pasado año «no fue el leitmotiv» de las denuncias recibidas desde el rural, aunque sí hubo presencia de aquellas relacionadas con la «mala limpieza» del monte en ciertas áreas.