En este listado destacan que la reforma del artículo 50 de la Ley Básica de Montes «no es una carta blanca para la recalificación»
En este listado destacan que la reforma del artículo 50 de la Ley Básica de Montes «no es una carta blanca para la recalificación» - EFE

Mafias que queman el monte o la recalificación de terrenos quemados, tópicos sobre los incendios

El Colegio de Ingenieros de Montes recopila una lista de «aspectos erróneos que suelen repetirse» sobre los fuegos forestales con el objetivo de elevar el nivel del debate «y que prioricen el fondo del asunto por encima de intereses más mediáticos»

MadridActualizado:

La recalificación de terrenos afectados por el fuego o la existencia de mafias que queman el monte son algunos de los «tópicos erróneos» que el Colegio de Ingenieros de Montes ha recopilado en una lista, donde también alude a que «culpar del incendio a la vegetación está fuera de lugar».

«En estos momentos nos gustaría que todos los actores eleven el nivel del debate y prioricen el fondo del asunto por encima de intereses más mediáticos», ha asegurado la organización en un comunicado que incluye una serie de «aspectos erróneos que suelen repetirse».

Entre ellos ha destacado la alusión a la reforma del artículo 50 de la Ley Básica de Montes, que «no es una carta blanca para la recalificación», sino que sólo permite recalificar un terreno afectado por un incendio «en caso de imperiosa necesidad de interés público, con una ley autonómica y nunca en montes de utilidad pública», ha recordado el Colegio de Ingenieros de Montes.

Asimismo, después de décadas de investigación sobre las causas de incendios, de miles de detenidos y de cientos de sentenciados, «no se ha encontrado ninguna mafia organizada detrás de los incendios forestales», ha apuntado la entidad, que también ha descartado causas que evidencien un beneficio económico para el sector forestal.

«El 75 % de los incendios se producen en el noroeste de España», según la nota facilitada, y «en esta zona existe un uso arraigado del fuego para eliminar los matorrales y la vegetación indeseada», según la organización, que apunta a ciertas prácticas agrícolas y ganaderas como la eliminación de rastrojos, o la generación de pastos. Sin embargo, «se ha hecho un gran esfuerzo para fomentar buenas prácticas en este ámbito», según el Colegio de Ingenieros de Montes, y «Galicia ha conseguido reducir el uso del fuego a un tercio en 20 años».

En cuanto a la vegetación, «todas las especies vegetales arden y culpar a unas o a otras de los incendios está fuera de lugar», han señalado en el comunicado remitido. De hecho «la vegetación es una víctima de la acción humana y nunca se debe tratar como culpables a unas especies frente a otras», ya que «el abandono de la gestión forestal es el que multiplica el riesgo de incendio».

Asimismo «la falta de ordenación urbanística y la prevención en lo urbanizado es aún de mayor relevancia», por lo que, del mismo modo que en países con alto riesgos sísmicos sus habitantes conocen los protocolos de emergencia, «la población debe estar preparada y saber qué hacer en caso de incendio forestal».