El padre del niño fallecido, escoltado por los agentes de la Policía Nacional - EFE

Detenido el padre del niño hallado muerto en un monte de Oza, en La Coruña

La madre, separada del progenitor, alertó cuando el pequeño no le fue devuelto. El cadáver se encontraba en un monte

SantiagoActualizado:

Un niño de 11 años ha sido encontrado muerto en un monte del municipio coruñés de Oza-Cesuras después de que su madre denunciara el pasado domingo que el progenitor, del que estaba separada, no había devuelto al pequeño a la hora convenida. Según ha podido saber ABC, el 112 recibió una llamada de alerta de la mujer tras la que se iniciaron las pesquisas. Todo apunta a que el menor fue asesinado por su padre, que se encuentra bajo tratamiento psiquiátrico. También ha trascendido que el niño presentaba una fuerte contusión en la cabeza, aunque se desconoce por el momento si esa fue la causa de la muerte.

Fue el propio hombre, que está detenido desde ayer en una comisaría de La Coruña, el que dirigió a los agentes al lugar boscoso donde se hallaba el cadáver. Se trata de una plantación de eucaliptos muy conocida por él, ya que en este municipio, el de Rodeiro, reside parte de su familia. Sobre el terreno trabajan desde las 4 horas de la madrugada cinco agentes encargados de la investigación en busca de pruebas que ayuden a arrojar luz sobre lo ocurrido.

Conmoción

Fuentes próximas al caso han confirmado que el pase a disposición judicial del acusado no está previsto para hoy. Por su parte, el ayuntamiento de La Coruña ya ha declarado dos días de luto oficial en la ciudad por el presunto filicidio, al que se ha sumado el concello de Oza-Cesuras. La conmoción en el colegio donde estudiaba el pequeño fallecido también es absoluta, no solo por su pérdida sino porque su madre era trabajadora del centro.

El padre del menor reside en el barrio coruñés de Labañou y hasta el año 2003 tuvo una orden de alejamiento de su expareja, que lo denunció por amenazas. En concreto existen dos denuncias contra el detenido presentadas por su exmujer, ninguna de ellas reciente. Una de 2008 que finalizó con una sentencia condenatoria por un delito de coacciones. Otra denuncia de 2013 por amenazas a través de las redes sociales, fue sobreseída al no ser posible acreditar quién fue el autor de los hechos denunciados. La juez encargada del caso ha decretado el secreto de las actuaciones. Por el momento el juzgado no ha recibido el informe preliminar de la autopsia, que se realiza en el CHUAC.

La concejala de Igualdad en el Ayuntamiento de La Coruña, Rocío Fraga, ha asegurado que el caso del menor de 11 años hallado muerto en la localidad de Oza-Cesuras se trata «del peor acontecimiento vinculado a la violencia machista». Por ello, en virtud de la modificación legislativa, confía en que la Justicia considere esta «muerte no natural» del menor como un caso de violencia de genero.«Todo apunta a un crimen de violencia machista», ha indicado.