Los economistas del Foro Económico de Galicia en la presentación de su último informe
Los economistas del Foro Económico de Galicia en la presentación de su último informe - MIGUEL MUÑIZ

González Laxe alerta del riesgo de desindustrialización de Galicia

El sector ha pasado de representar un 16,5 % de la economía de la Comunidad en 2008 a un 13,5 %

SantiagoActualizado:

Galicia afronta una tendencia a la «desindustrialización», ha advertido hoy el economista y expresidente de la Xunta, Fernando González Laxe. En la presentación del informe de coyuntura correspondiente al tercer trimestre de 2017, que elabora el Foro Económico de Galicia, Laxe ha considerado que las políticas puestas en marcha por la Xunta de Galicia para lograr que la industria represente el 20% del Producto Interior Bruto no están funcionando. El informe subraya también que Galicia ha logrado salir de la crisis en términos macroeconómicos, pero no así en el empleo o en los salarios.

Los programas de estímulo de la industria de la Administración autonómica «no están provocando la consolidación» sino «todo lo contrario, la desindustrialización de Galicia», ha remarcado el economista. Laxe ha señalado que eso podría ser debido a que «no hay un único plan y tenemos cada año uno», o bien a la «complejidad administrativa» para fomentar la industria, o a la existencia de «demasiados organismos que no simplifican los procedimientos», pero «sea cual sea la causa», ha concluido, «el sector industrial pierde peso en la economía gallega y eso no es bueno». La industria manufacturera ha experimentado en los últimos años un elevado descenso, pasando de representar un 16,5 % de la economía gallega en 2008 a un 13,5 % en el tercer trimestre de este año.

Acompañado de los economistas Santiago Lago, José Francisco Armesto y Patricio Sánchez, integrantes del Foro Económico de Galicia, Laxe se ha referido también a la salida de la recesión económica. «Hemos recuperado niveles precrisis en términos macroeconómicos», ha comentado, acerca de la expansión económica, pero «en términos de empleo, no», ya que todavía «faltan cerca de veinte puntos», por lo que Galicia «crece pero no genera empleo», destacó.

El documento destaca una tendencia al descenso del consumo interno, motivado en parte por la elevada situación del desempleo y los bajos salarios, y un «frenazo» de las exportaciones en su conjunto, aunque aumentan las del sector textil y descienden las del automóvil, siguiendo la tendencia de los últimos meses. El informe destaca entre los sectores de mayor crecimiento económico en el tercer trimestre del año los del comercio, transporte y hostelería, seguidos de construcción y servicios.

Según González Laxe, Galicia mantiene «un modelo económico demasiado vulnerable, demasiado inestable y demasiado volátil» por lo que abogó por «redondear los modelos económicos a medio y largo plazo» para evitar los «vaivenes y zigzags» de la actual política. Asimismo, ha alertado del «elevado descenso del consumo interno «que atribuyó a la situación del empleo y los sueldos, y consideró que «aumentar los salarios estimularía el consumo».

Salarios

Armesto, que ha efectuado un estudio sobre la evolución de los sueldos en Galicia en los últimos años, ha indicado que si bien la economía gallega ha recuperado los niveles anteriores a la crisis financiera, «los salarios andan todavía 5 puntos por debajo» mientras que «los rendimientos de capital están 9,5 puntos por encima», en comparación con el segundo trimestre de 2008.«Hay una mayor retribución del capital que del factor trabajo», comentó el economista, y apuntó que «la recuperación económica debe trasladarse al mercado laboral».

Respecto a las previsiones de crecimiento, Lago ha subrayado que Galicia está en aras de «convergencia» con España en crecimiento económico, sobre todo porque hay un aumento de los ingresos y una disminución de la población, y «con Europa estamos recuperando lo que perdimos en la recesión», con tasas de crecimientos superiores. En ese sentido, Lago ha opinado que este año Galicia podría alcanzar un crecimiento del 3%, aunque González Laxe ha matizado: "Yo no estoy tan seguro".