El barco apresado, de una armadora gallega
El barco apresado, de una armadora gallega - EFE

El Gobierno espera que el barco apresado por pescar en aguas argentinas vuelva a faenar en unos días

López-Asenjo valora que Argentina «es un país amigo» y que se ha buscado «la fórmula más ágil» para resolver la situación

SantiagoActualizado:

El secretario general de Pesca, Alberto López-Asenjo, confía en que el buque «Playa Pesmar Uno» pueda volver a faenar en unos días tras pagar la armadora gallega la multa por pescar en aguas exclusivas argentinas. En declaraciones a los medios este lunes en Santiago --en donde ha participado en el Consello Galego de Pesca--, López-Asenjo ha recordado que el armador de Pesquerías Marinenses «ya se ha avenido» a «reconocer esa infracción», por lo que espera que «se pueda resolver cuanto antes» la situación «en beneficio de todos» de este pesquero que lleva apresado en el puerto de Comodoro Rivadavia (Patagonia) desde hace más de una semana.

Sobre el periodo para que el 'Playa Pesmar Uno' pueda zarpar de nuevo, el secretario general de Pesca indica que «los plazos vienen determinados» por el pago de la multa y lo que decrete el juez de instrucción, por lo que calcula que serán unos «días». En este sentido, el subsecretario de Pesca de Argentina, Juan Bosch, «está instruyendo el expediente» y el Gobierno español está en contacto con él. «La ventaja que tenemos es que Argentina es un país amigo y ha buscado también la fórmula más ágil», ha valorado Alberto López-Asenjo.

Así, remarca que «la prioridad para todos es que la tripulación estuviese debidamente atendida», mientras que el embajador de España en Argentina, Javier Sandomingo, se ha interesado por la situación de la tripulación y se va a reunir con el armador del buque.

No hay pesca ilegal

A preguntas de la prensa sobre si cree que existe un aumento de la pesca ilegal por parte de la flota española, López-Asenjo sostiene que es «al revés», ya que lo que existe ahora son «mayores medidas para combatirla». En este sentido, asegura que «es una práctica que, afortunadamente, va en descenso, pero no deja de ser una lacra», al tiempo que indica que hay «concienciación» entre países para luchar contra ella. Agrega que estas prácticas suponen unas pérdidas estimadas de 15.000 millones de euros.

López-Asenjo cree que «la imagen de España» en la lucha contra esta lacra pasa «de estar considerada como un país complaciente» a que «ahora está liderando la lucha contra la pesca ilegal». Pone como ejemplo de ello las dos operaciones denominadas 'Sparrow' contra la pesca ilegal, con sanciones en cada una por encima de los seis millones de euros.

Además, aboga por abrir líneas de colaboración con países como China y del sudeste asiático, en donde existe una mayor concentración de flota de altura, pues estas prácticas «tienen que ser erradicadas». Finalmente, el secretario general de Pesca ha informado de que el 4 de junio se presentará en España --con miembros de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO) y el presidente de la comisión de Pesca del Parlamento Europeo-- una serie de medidas en la lucha contra la pesca ilegal.