El presidente de la Xunta, en el IES Torrente Ballester
El presidente de la Xunta, en el IES Torrente Ballester - SALVADOR SAS/EFE

«El gallego es una lengua incluyente, en la que se puede vivir con libertad»

Feijóo se trasladó al IES Torrente Ballester, donde la autora ejerció como docente

SantiagoActualizado:

El presidente de la Xunta puso ayer como ejemplo la trayectoria vital de María Victoria Moreno para subrayar que el gallego, al igual que Galicia, «es capaz de enamorar incluso a quienes no lo tuvieron como lengua madre». En un acto organizado por el Gobierno gallego en el IESGonzalo Torrente Ballester de Pontevedra, donde la homenajeada ejerció como docente, Alberto Núñez Feijóo recordó cómo la escritora —de manera «absolutamente libre»— adoptó este idioma como propio «por amor» y pese a que «el ambiente no era bueno para una lengua proscrita». A su entender, «esa historia de amor de Moreno» fue posible porque el gallego «es un idioma incluyente, en el que se puede vivir con libertad». «El gallego es de todos: de quien lo habla, lo siente, lo escucha y lo ama. Es una lengua útil, con futuro, que conecta con la lusofonía», reivindicó el mandatario autonómico.

Feijóo apuntó que María Victoria Moreno fue «una gran mujer que amó fervientemente a Galicia», y manifestó que con su literatura y docencia «demuestra que escribir para niños y enseñar a jóvenes no es una literatura menor o una docencia subalterna; no exige rebajar, sino elevar la calidad de la escritura». «Este Día das Letras Galegas se dedica a quien dijo que las personas estamos hechas para llevar adelante los proyectos más hermosos. La plena recuperación de la lengua de todos es un proyecto bien hermoso, con eso se recupera un pueblo. La lengua es un activo común», sostuvo el líder del Ejecutivo gallego.

Recordada «como maestra»

Este acto institucional acogió diferentes actuaciones en las que varios intérpretes leyeron o cantaron algunos de los escritos de la autora. Una de ellas, la nieta de la homenajeada, Victoria Feijóo, que recibió numerosas alabanzas tras su intervención. También participó la hija de Moreno, Begoña Llácer, que agradeció el esfuerzo de organizar este acto en «un día tan importante» para la familia. En este sentido, recordó que su madre «amaba el gallego y quería ante todo ser recordada como maestra», un puesto desde el que reclamaba «recursos para la educación» pública, porque «todos los niños tienen derecho a la educación y a ser enseñados en gallego».