Los Reyes de España, junto a Alberto Núñez Feijóo y Ana Pastor
Los Reyes de España, junto a Alberto Núñez Feijóo y Ana Pastor - EFE

Galicia prevé superar el récord de 5 millones de visitas en el Xacobeo 2021

Feijóo asume que el turismo en la Comunidad no ha tocado «techo» y que el AVE le dará un nuevo impulso

El Gobierno autonómico presenta su oferta de ocio «respetuoso y de calidad», alejado de los brotes de turismofobia

SantiagoActualizado:

Los datos de turismo en Galicia no dejan de ser una fuente de buenas noticias. Si las estimaciones correspondientes al mes de diciembre apuntan a que Galicia cerrará el 2017 con un récord más de 5 millones de turistas, la tendencia es que en los años venideros el dato no dejará de crecer. Así, hasta llegar a la gran cita de Xacobeo 2021. Una oportunidad, valoró ayer Alberto Núñez Feijóo, para organizar el mejor Año Santo de la historia y proyectar al resto del mundo la imagen de un país único por sus paisajes, su patrimonio y su oferta de ocio.

El objetivo es que los actos de celebración sirvan de anzuelo para batir todos los registros. En palabras del presidente autonómico, niGalicia se conforma con sus 5 millones de visitantes ni el sector ha tocado «techo». Todo lo contrario. «A pesar de no tener el AVE», sentenció desde Fitur, «somos imparables, así que ahora que vamos a tenerlo muchos trenes se van a llenar y esta va a ser una de las rutas de más éxito».

La administración autonómica no quiere que el calendario se eche encima y ya ha comenzado a diseñar «meticulosamente» los preparativos. En el pasado Consello de la Xunta, Feijóo acompañó el anuncio del récord de turistas con la creación del Comisario del Xacobeo: la figura visible de la organización y el encargado de pilotar la sociedad de gestión del Año Santo.

El día en que la feria de turismo celebraba la jornada de la Comunidad, el jefe del Ejecutivo reflexionó alrededor de un modelo «respetuoso y de calidad», capaz tanto de atraer a los visitantes sin «controlar» sus pasos como de preservar un enorme abanico de reclamos patrimoniales. La intención es hacer de Galicia «un sitio de libertad», ensalzó el presidente, un lugar «para perderse y encontrarse»;y también un oasis de tolerancia frente a los brotes de turismofobia que el pasado verano caldearon la costa levantina, y que sembraron un debate sobre el futuro y la sostenibilidad del ocio «low cost».

Frente a aquellas manifestaciones —que para Feijóo no son más que una expresión de «xenofobia»—, la Comunidad despliega una oferta diferenciada. En Fitur, la Xunta ha dado a conocer una ruta de 25 etapas para conocer el país en coche, el «Galicia surfing» o el programa de conciertos «O son do Camiño». Se complementarán con lo ya conocido: Galicia cuenta con seis bienes Patrimonio de la Humanidad, seis parques naturales, es la segunda potencia termal de Europa y su red de establecimientos suma 273 reconocimientos Q de Calidad Turística.

Son algunas de las razones por las que el turismo no cesa en su expansión. No solo en el número de visitantes, sino en los balances de pernoctas (10 millones en el pasado año) y en los ingresos por habitación (+10,7%).

Candidatura de Cíes

No obstante, todo parece indicar que no habrá que esperar al 2021 para comprobar que el motor de turismo carbura. El 2018 será el de los «apasionados de la cultura y de la Historia», indicó el titular de la Xunta, con la celebración de los actos del Año Europeo del Patrimonio Cultural, y el 25 aniversario de la declaración del Camino Francés como Patrimonio de la Humanidad.

Y será, además, el año en que Galicia avance en su objetivo de conseguir que la Ribeira Sacra y las Islas Cíes gocen del máximo reconocimiento de la Unesco. En la comarca que comparten Lugo y Orense, el Gobierno autonómico ya ha incoado el expediente para que sea declarada Bien de Interés Cultural (BIC). Y en el caso de las islas, el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, presentó ayer una candidatura para interpelar a «Galicia» y a «todos los gallegos», en lugar de implicar solo a los ayuntamientos e instituciones de las Rías Baixas.

En presencia, entre otros, de Feijóo, los rectores de la universidad de Vigo y La Coruña, o el presidente del Celta, Rodríguez resaltó el «trabajo conjunto» logrado para que las Cíes intenten hacerse un hueco en la Lista Indicativa de la Unesco, y el organismo valore que sus 8.400 hectáreas y sus cuatro archipiélagos cumplen con todos los requisitos para entrar en el Olimpo de los lugares Patrimonio de la Humanidad.

De momento, las Cíes ya figuran en la lista indicativa nacional y se disponen a competir «a escala mundial» con una candidatura «ganadora, construida sobre los valores de la integración y de la suma, y en la que nadie sobra», enfatizó el conselleiro.