Núñez Feijóo, con Cristina Cifuentes y Juan Vicente Herrera
Núñez Feijóo, con Cristina Cifuentes y Juan Vicente Herrera - EFE
Acuerdo estratégico entre comunidades

Galicia, Castilla y León y Madrid ultiman su alianza por una «financiación justa»

Los trabajos para sellar un acuerdo conjunto están «avanzados» y esperan poder rubricarlo antes de final de año. Defienden un sistema de distribución de fondos «justo y solidario» en pleno debate sobre los criterios de reparto

SantiagoActualizado:

Galicia, Castilla y León y Madrid rubricarán antes de que acabe este año la «alianza estratégica» que las tres autonomías llevan perfilando desde hace un año para defender un sistema de financiación «justo y solidario» en pleno debate sobre el modelo de reparto entre las distintas comunidades. Según anunció ayer mismo el vicepresidente castellanoleonés José Antonio de Santiago-Juárez, el acuerdo servirá además para impulsar la «dinamización» económica, social y ambiental entre estos territorios, así como para potenciar las relaciones de cooperación de forma «estable y adecuada a sus competencias».

La voluntad de sellar una alianza firme entre estas tres autonomías gobernadas por elPartido Popular ya había quedado patente tras la reunión que los vicepresidentes de los tres territorios mantuvieron en Valladolid en octubre de 2016. En ese encuentro, todos coincidieron en la necesidad de sacar adelante un documento conjunto para reclamar un sistema de financiación «justo» y «suficiente» que tuviese en cuenta las particularidades de estas regiones. Casi doce meses después, fuentes del Gobierno gallego consultadas por ABCexplican que dicho texto está ya «avanzado» y se hará público durante el último trimestre del año en un acto en el que, previsiblemente, estarán presentes los presidentes Alberto Núñez Feijóo, Cristina Cifuentes y Juan Vicente Herrera.

Las mismas fuentes explican que, pese a sus diferencias, Galicia, Castilla y León y Madrid son tres comunidades con «intereses comunes». En lo que respecta al modelo de financiación, todos los territorios coinciden en aprovechar el debate abierto en torno al sistema de reparto para defender la necesidad de dotar a las regiones de los recursos necesarios para la prestación de servicios. En este sentido, un reciente informe patrocinado por la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) estimaba que la hacienda gallega perdería entre 397 y 468 millones al año si triunfa el modelo que proyecta el comité de expertos designado por las diferentes Comunidades, por lo que la necesidad de Galicia de hacer «frente común» con Castilla y León y Madrid para que se tengan en cuenta sus particularidades se antojaría más necesaria que nunca en el contexto actual.

Otro de los ejes sobre los que pivotará el acuerdo entre comunidades es la necesidad de apoyar las infraestructuras que vertebran y unen estas tres regiones, en concreto la conexión por Alta Velocidad. En este sentido, reclamarán que se cumplan los plazos anunciados por el Ministerio de Fomento y que fijan para finales de 2019 la llegada del AVE entre Galicia y la Meseta. Por último, la tercera de las patas de este acuerdo tendrá como objetivo reforzar la «cooperación» entre territorios en materia social o medioambiental, explorando vías como la posibilidad de realizar promociones turísticas y culturales conjuntas.

Pese a que el acuerdo lleva fraguándose más de un año, la apuesta por la colaboración entre estos tres territorios trasciende en pleno debate por la convocatoria del referéndum ilegal en Cataluña. Como contraste a las demandas secesionistas, el vicepresidente castellanoleonés, José Antonio de Santiago-Juárez, calificó ayer como «vital» la necesidad de generar sinergias entre las distintas regiones en beneficio de los ciudadanos.

Fondo de Compensación

Durante el pleno celebrado ayer en el Parlamento gallego, PSOE, PP y En Marea apoyaron una iniciativa a través de la cual instarán a la Xunta a que, una vez concluida la reforma del sistema de financiación autonómica actualmente en proceso, demande al Gobierno central el inicio de un proceso de diálogo con las autonomías para reformar y reforzar el Fondo de Compensación Interterritorial (FCI). En concreto, la propuesta apoyada por los tres grupos aboga por la «transformación» de este mecanismo en un instrumento «potente» de desarrollo regional que pueda «compensar la eventual pérdida de fondos europeos» a partir del siguiente período de programación.

Asimismo, el texto aprobado ayer en la Cámara autonómica también aboga por que el Consejo de Política Fiscal y Financiera, o el organismo que lo pueda sustituir, fije las grandes líneas estratégicas de actuación para el nuevo fondo en cada periodo, compatibles con la planificación estratégica de las comunidades destinatarias, que aprobarán sus respectivos parlamentos.