Alberto Núñez Feijóo durante la presentación del plan
Alberto Núñez Feijóo durante la presentación del plan - EFE

Galicia aspira a eliminar en 2050 los gases de efecto invernadero

La Xunta prevé que en 30 años el 100% de la electricidad consumida provenga de renovables

SantiagoActualizado:

Galicia inicia el camino para contar con una hoja de ruta propia contra el calentamiento global a través de la llamada Estratexia galega de cambio climático e transición enerxética 2050. Se trata de un documento que ayer presentaba el presidente de la Xunta y que fija como principal objetivo en la lucha contra este fenómeno reducir paulatinamente la dependencia de los combustibles fósiles hasta alcanzar un modelo prácticamente libre de emisiones de gases de efecto invernadero. Un cometido que implicaría que el 100% de la electricidad consumida en territorio gallego proceda de fuentes renovables.

Alberto Núñez Feijóo no duda en que la Comunidad será capaz de alcanzar esta meta gracias a la «voluntad social», al compromiso de las empresas y también gracias a las inversiones de la Administración en esta materia. Muestra de ello es que a día de hoy Galicia es ya la tercera autonomía que más redujo sus emisiones desde 1990 y, en la actualidad, las energías renovables suponen ya el 52,6% de la electricidad generada.

El líder del Ejecutivo local fijó la jornada de ayer como «el punto inicial del cambio» en la lucha contra el calentamiento global. El siguiente paso será encargar a los diferentes grupos de trabajo sectoriales la elaboración de un documento que definirá las líneas estratégicas en todos los campos en los que es necesario actuar: mitigación, adaptación, formación y sensibilización de los efectos de este fenómeno. Según Feijóo, la lucha contra el calentamiento global y el cambio climático es una cuestión prioritaria, tanto para nuestro territorio como para el resto de «pueblos del mundo». «La tierra nos llama y tenemos que responder», recordó. En el mismo sentido, la conselleira de Medio Ambiente, Beatriz Mato, apuntó que el mundo se encuentra hoy en día en una «encrucijada histórica» en la que es necesario actuar en conjunto para frenar lo que calificó como una «amenaza» global.

Contra los bulos

Alberto Núñez Feijóo quiso también criticar los «bulos carentes de todo fundamento» que ponen en cuestión la existencia del cambio climático y sus consecuencias. Según el presidente gallego responden únicamente al «interés mezquino» de personas con una «ignorancia atrevida» que intentan desacreditar a aquellos que luchan para seguir cuidando el patrimonio.