Funcionarios con un plus por ir a trabajar

El Ayuntamiento pontevedrés de Ponteareas siembra la polémica por vincular el pago de un extra salarial a que no exista absentismo laboral

SantiagoActualizado:

Los cerca de 200 trabajadores del Ayuntamiento de Ponteareas (Pontevedra) comenzarán en breve a cobrar un plus de productividad. Cada seis meses recibirán un dinero extra si cumplen un requisito: que hayan acudido a trabajar el 90% de su jornada laboral y que las faltas del 10% restante estén justificadas. La medida aprobada esta semana en el pleno ha levantado la polémica en el consistorio. El gobierno local, en manos del Bloque Nacionalista Galego, afirma que no es nada excepcional, que otros municipios ya la aplican y que es totalmente legal. Pero desde la oposición, el PP se considera “surrealista” que se perciba un extra sólo por ir a trabajar.

“El plus ya se estaba pagando pero se hacía de forma totalmente arbitraria e ilegal”, defiende el concejal de Personal, Francisco Alonso. En el Ayuntamiento sólo lo cobraban los 39 trabajadores que son funcionarios. El resto, contratado como personal laboral, se quedaba fuera del reparto de la productividad. Alonso asegura que la medida cuenta con el apoyo de los sindicatos y forma parte de las negociaciones abiertas entorno al convenio colectivo, que llevaba sin actualizar desde el año 99. “Se trata de gratificar a los que hacen su trabajo bien y se esfuerzan. Es algo normal que se hace en las administraciones públicas”, insiste el concejal, que defiende que la empresa privada también cuenta con bonificaciones para los empleados que cumplen.

Desde el sindicato CSIF, mayoritario en la administración local gallega, apoyan el plus, aunque con matices. Ratifican que es legal y que es una demanda de los trabajadores del Ayuntamiento, los peor pagados de toda la provincia. Sin embargo, creen que el equipo de gobierno se equivocó en la redacción de los criterios objetivos para cobrarlo vinculándolos a la asistencia al trabajo. “Da la sensación de que hay trabajadores que no van a trabajar, cuando tienen que fichar todos los días y si no acuden a su puesto existen mecanismos como abrirles un expediente disciplinario”, subraya Alfonso Espiñeira, presidente del sector de Administración Local de CSIF en Galicia. “Les pedimos que lo redactaran de otra manera, pero el CSIF lo va a firmar porque es legal”, asevera.

Pero la oposición cree que estos criterios “no están de acuerdo a la ley”. Belén Villar, concejal en el Ayuntamiento y portavoz del PP en Ponteareas entiende que un plus de productividad tiene que otorgársele a un trabajador “que hace más horas de las establecidas o que trabaja de forma más eficaz o cumple mejor con los objetivos que se le asignan”. Villar califica de “surrealista” que simplemente se premie por cumplir con las obligaciones que acarrea su puesto.