La AP-9, a su paso por Santiago de Compostela
La AP-9, a su paso por Santiago de Compostela - MIGUEL MUÑIZ

Feijóo responsabiliza al PSOE de la subida de los peajes de la AP-9

Recuerda que fue José Blanco el que pactó con la concesionaria un incremento progresivo

SantiagoActualizado:

La subida del 3,1% en los peajes de la AP-9 a partir de enero volvió a situar esta infraestructura en el centro de la polémica parlamentaria. Todos los grupos de la oposición aprovecharon la sesión de control en la Cámara autonómica para acusar al presidente de la Xunta de permanecer «impasible» ante lo que la líder del BNG, Ana Pontón, calificó como un nuevo «agravio» contra Galicia. «Resolvamos este problema», reclamó también el portavoz parlamentario del PSdeG, partidario de que sea el Ministerio de Fomento el que asuma el coste de las obras de ampliación de la vía sin aplicar nuevos incrementos.

Frente a las críticas, Alberto Núñez Feijóo recordó que fue el Gobierno central socialista presidido por José Luís Rodríguez Zapatero el que en 2010 acordó con la empresa concesionaria aplicar una subida anual acumulativa del 1% en los peajes de esta infraestructura durante 20 años. «¿Sabe cuándo firmaron este acuerdo? A 48 horas de votar en las elecciones generales. ¿Por qué tanta prisa?», cuestionó el líder del Ejecutivo autonómico. Xoaquín Fernández Leiceaga apuntó que ese convenio fue «convalidado» a posteriori por Ana Pastor como responsable de Fomento de un gobierno que, además, «subió el IVA de las autopistas hasta el 21 por ciento».

Un «diagnóstico adecuado»

No obstante, Fernández Leiceaga instó a Feijóo a dejar de «hablar del pasado» y ofreció la colaboración de los socialistas para reclamar ante Madrid una mayor implicación con las infraestructuras de la Comunidad. «No quiero hablar del pasado, quiero resolver los problemas. Pongámonos de acuerdo y si no tiene la fortaleza suficiente cuente con el resto de grupos. Le estoy tendiendo la mano», explicó el portavoz parlamentario del PSdeG. El presidente de la Xunta, por su parte, recogió el guante lanzado por el economista, aunque aseguró que para «echar una mano» en esta materia es necesario «explicarle a los gallegos quien nos metió aquí». «No puede ser que nos dejen este muerto y que el responsable del muerto sea quien recibe el cadáver. Siempre cuento con su mano tendida, pero si hacemos un diagnóstico adecuado», zanjó el mandatario autonómico.

Durante una sesión de control marcada por el debate en torno a las infraestructuras, Feijóo avanzó que cuenta con el «compromiso» del Ministerio de Fomento para «intentar conseguir» financiación comunitaria de cara a mejorar la red de ferrocarriles en Galicia en 2018 con el objetivo de entrar a formar parte del corredor transeuropeo de mercancías. Se trata, según explicó el presidente del Gobierno gallego, de obtener fondos para modernizar las infraestructuras que forman parte de la «red básica» y, de este modo, «ganar tiempo» de cara a su conexión con el corredor atlántico, algo que no ocurrirá —tal y como denunciaron los grupos de PSdeG y En Marea— hasta 2027.

Tanto Leiceaga como el portavoz de En Marea, Luís Villares, criticaron esta fecha por entender que supone «un disparate» e implica una «pérdida de oportunidades» para la economía gallega. «Nuestro problema en materia ferroviaria tiene nombres y apellidos: Alberto Núñez Feijóo», criticó el rupturista. En este sentido, el líder del Ejecutivo autonómico recordó que Galicia es la segunda autonomía con mayor inversión por habitante en España y emplazó a Villares a esperar a la visita que el ministro de Fomento realizará a la Comunidad a mediados de mes. «Conocerá no lo que pide Galicia, sino lo que se consigue», concluyó.