El nobel de Economía, Finn E. Kydland, ante el pazo de San Xerome
El nobel de Economía, Finn E. Kydland, ante el pazo de San Xerome - LAVANDEIRA JR/EFE

«España podría estar en mejor lugar en temas de desigualdad»

El nobel de Economía Finn E. Kydland ofrece hoy una conferencia de la mano de la USC

SantiagoActualizado:

Experto en macroeconomía dinámica, el noruego Finn E. Kydland recogió el Nobel de Economía en el año 2004 por sus estudios sobre la consistencia temporal de la política económica y las fuerzas impulsoras que están detrás de los ciclos de crisis y bonanza. Hoy recaló en Santiago de Compostela donde mañana ofrecerá una conferencia en el salón noble de Fonseca, de la mano del programa Conciencia de la USC. En rueda de prensa, Kydland ha alertado del aumento de la desigualdad en todo el mundo tras la última crisis económica. España, dijo, no está en mal lugar, pero podría «estar mejor».

El profesor de las universidades de California-Santa Bárbara y de la Torcuato Dei Tella de Buenos Aires ha explicado que necesitaría tener un conocimiento más detallado de la realidad española para poder ofrecer una receta para acabar con la desigualdad. Pero ha censurado que cuando llegó la crisis se tomaron decisiones, en su opinión equivocadas, como recortar partidas en Educación o I+D+i. «Es un error, cada vez se necesita gente más formada», apuntó el economista.

Kydland defiende que para que haya estabilidad económica y lleguen las inversiones se necesita «estabilidad». Censura que los políticos a menudo buscan un rendimiento rápido y se olvidan de arbitrar medidas que tendrán efecto a largo plazo. Entre los problemas que acechan a la economía española, el nobel ha explicado que en los años 90 se produjo un parón en la productividad que debe incrementarse. Esta ha sido, en su opinión, una de las razones por la que en España es actualmente uno de los países europeos en los que los trabajadores tengan más riesgo de pobreza.

El también consultor en la Reserva Federal de Estados Unidos en Dallas, Minneapolis y Cleveland, ha minimizado el impacto de la política monetaria que deciden los bancos centrales. «No es la clave para el crecimiento a largo plazo, es importante en las crisis», ha aseverado, para añadir que cuentan tanto o más para el crecimiento de la economía de un país las políticas fiscales, las medidas regulatorias o la productividad. También las decisiones de los gobiernos, que pueden ser «estúpidas como en el caso de Argentina, ha ejemplificado. El nobel noruego es experto en países iberoamericanos, como Colombia, Cuba o la propia Argentina.

Interrogado sobre si estamos preparados para evitar una nueva crisis financiera como la que sacudió la economía mundial tras la caída de Lehman Brothers, Kydland ha aseverado que es muy importante que el sistema bancario sea competitivo y tambiénha llamado la atención sobre la necesidad de que un país afectado por la crisis sea capaz de recuperar la confianza. El nobel de Economía consideró que el Brexit o las restricciones al comercio que ha empezado a imponer el Gobierno estadounidense de Donald Trump son actualmente fuentes de incertidumbre «malas para el crecimiento». Kydland ofrecerá más claves mañana a las 12.00 en una charla titulada, «política económica y el crecimiento de los ingresos de las naciones». La entrada a la conferencia es libre.