Alumnos gallegos el pasado mes de abril en la feria STEMLab celebrada en Santiago
Alumnos gallegos el pasado mes de abril en la feria STEMLab celebrada en Santiago - MIGUEL MUÑIZ
Aulas

Educación diseña un suplemento científico para el Bachillerato

Será compatible con las distintas vías y exigirá completar un plan de investigación propio

SantiagoActualizado:

Desde el convencimiento de que la potenciación del ámbito STEM (siglas en inglés de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) trasciende a cualquier estrategia educativa e implica «prepararse para los retos que la sociedad del siglo XXI presenta a medio plazo», la Consellería de Educación ha diseñado un nuevo formato de Bachillerato desde el que promover las vocaciones científicas y tecnológicas y facilitar la conexión del alumnado con los profesionales de la investigación del Sistema Universitario de Galicia (SUG). «Este Bachillerato conectará la formación científico-tecnológica del alumnado con las necesidades reales de la sociedad actual y futura», sostuvo el conselleiro Román Rodríguez.

El Diario Oficial de Galicia publicará este martes el diseño de la nueva metodología de trabajo que estará disponible para las tres las modalidades de Bachillerato vigentes —Ciencias, Humanidades y Ciencias Sociales y Artes— en aquellos centros que lo soliciten. La nueva dinámica, que aportará una certificación extra al alumno, incluirá el desarrollo a lo largo del segundo curso de la etapa de un proyecto de investigación individual o colectivo que, a modo de los trabajos de fin de grado (TFG) que realizan los estudiantes universitarios, tendrá que ser defendido para la obtención final del título. Este trabajo, según adelantó ayer la Consellería que encabeza Román Rodríguez, tendrá que estar codirigido por un profesional docente adscrito a un departamento universitario o a un centro de investigación de prestigio del SUG. Asimismo, los estudiantes que cursen su Bachillerato de acuerdo a esta nueva dinámica, completarán un refuerzo en alguna de las materias STEM, con una carga lectiva adicional de dos o tres horas semanales. Asimismo, explicó la Consellería de Educación en un comunicado de prensa, los alumnos realizarán actividades complementarias de formación, charlas, conferencias o talleres, organizados por su centro educativo en colaboración con universidades, organismos de investigación o profesionales de la ciencia y la tecnología de reconocida competencia.

Mínimo de diez alumnos

La nueva modalidad, bautizada como STEMbach, estará a disposición de los centros ya desde el próximo curso 2018-2019. Los centros interesados, explicaron fuentes de la Consellería, podrán solicitar la impartición de sus estudios de Bachillerato bajo esta fórmula experimental en todos o alguno de sus grupos, y en cualquiera de las modalidades de Bachillerato (Ciencias, Artes y Humanidades y Ciencias Sociales), con el requisito de reunir un mínimo de diez alumnos y un máximo de 25 por grupo.

El STEMbach constituye una «acción prioritaria» dentro un paquete mayor de medidas para el fomento de las vocaciones científico-tecnológicas, en el que se incluyen el refuerzo de los programas de robótica en Primaria o el impulso a los clubs de ciencia.