Jóvenes trabajando en una empresa gallega
Jóvenes trabajando en una empresa gallega - MUÑIZ
FORO ECONÓMICO DE GALICIA

Economistas alertan del problema de la emigración de los jóvenes

Desde la salida de la crisis, la población activa bajó en 67.000 personas de entre 25 y 34 año

SantiagoActualizado:

Pese a que el PIB se recupera, los jóvenes siguen abandonando Galicia para buscar trabajo fuera. Desde el año 2013, en el que acabó la crisis, hasta el 2017, la población activa descendió en un total de 67.000 personas de entre 25 y 34 años. El Foro Económico de Galicia ha alertado de que se trata de un «problema serio a largo plazo» e instó a «tomar medidas hoy» para que puedan notarse los efectos «en 2030». La plataforma integrada por profesores universitarios, directivos de empresas y periodistas presentó ayer su Anuario 2018 en el que analiza la evolución de la economía gallega. El documento ratifica el crecimiento, pero alerta de «precariedades».

En rueda de prensa en La Coruña, el catedrático de Economía Aplicada de la Universidade de Vigo (Uvigo), Santiago Lago y director del Foro Económico de Galicia ha mostrado «serias dudas» de que los datos de la economía gallega se puedan mantener «otros quince años, si la demografía no cambia». Lago ha alertado de la «marcha de gente joven». «Hay que ponerse las pilas», ha señalado al reclamar medidas para abordar esta cuestión, según informa Europa Press. En el documento, los economistas advierten de que «la consolidación de la recuperación económica, con crecimientos superiores al 3%, no ha sido capaz de detener la marcada pérdida de población» e insisten en la «gravedad de la caída de la población activa», a la que los sindicatos suelen acudir para explicar las cifras del descenso del paro.

A la presentación del Anuario 2018, han asistido también el presidente del Foro, Emilio Pérez Nieto; el editor del Anuario, José Luis Gómez y el catedrático de Economía Aplicada de la Universidade da Coruña (UDC), Fernando González Laxe. Entre otras cuestiones, el estudio recuerda que el Producto Interior Bruto (PIB) creció en Galicia en 2017 un 3,1%, «al mismo ritmo que la media española». «Y lo que es más importante volvió al nivel previo a la crisis de 2008», añade. En el análisis de coyuntura, a cargo de los profesores Fernando González Laxe, José Francisco Armesto, Patricio Sánchez y Santiago Lago, estos expertos inciden en el «buen comportamiento» de la economía gallega en 2017 y apuntan que se ha trasladado al mercado de trabajo. «Donde, por tercer año consecutivo, Galicia presenta tanto un incremento de la ocupación como una reducción del desempleo especialmente significativa en el caso del paro de larga duración».

El Anuario alerta de la existencia de «luces y sombras» y de «precariedades». Los expertos ven excesivas las cifras que todavía hay de paro o la dificultad de la economía gallega para crear empleo, dado que en la Comunidad los puestos de trabajo se incrementaron a menor ritmo que la media española. También advierten de que en comparación con el resto del Estado, el consumo final de las familias crece mucho menos en Galicia, por lo que el buen comportamiento del PIB ha llegado de la mano de un incremento de las inversiones y por el mayor dinamismo de las exportaciones.

Otra de las sombras a las que apuntan los expertos es la de la falta de productividad. «Está baja en Galicia aunque se está invirtiendo», ha apuntado el expresidente de la Xunta, Fernando González Laxe. El economista ha asegurado que el camino para revertir esta situación pasa, entre otras soluciones, por la digitalización. En la industria manufacturera, en comparación con el resto del conjunto de la economía española, los indicadores de PFT (productividad por factor de trabajo) Galicia se sitúa por debajo del 80% del valor español, desde que se inició la recuperación económica, según explican en el Anuario.