Estado en el que ha quedado la sede de la Marea Atlántica
Estado en el que ha quedado la sede de la Marea Atlántica - IAGO LÓPEZ

Una decena de encapuchados destroza la sede de Marea Atlántica

Un grupo de personas causó cuantiosos daños en el edificio con mazas y piedras tres días después del polémico desalojo de okupas en la Comandancia de Obras

SantiagoActualizado:

La sede de la Marea Atlántica amaneció este sábado completamente destrozada después de que una decena de encapuchados armados con piedras y martillos protagonizase un ataque contra inmueble sobre las tres de la madrugada del viernes. Según relataron a Efe fuentes del partido, estas personas —aún por identificar— rompieron todas las lunas de la planta baja del edificio, situado en la coruñesa plaza del Humor, y lanzaron adoquines a los cristales del piso superior. Agentes de la Policía local localizaron las mazas con las que se produjo el ataque en un contenedor de la zona. También provocaron desperfectos en el interior de la sede rupturista, aunque de menor envergadura, y realizaron pintadas en el entorno del edificio con mensajes como «Marea fascistas» o «Desalojos=disturbio».

Las fuerzas de seguridad se centran ahora en investigar lo ocurrido y localizar a los posibles autores. Lo cierto es que estos hechos se han producido apenas tres días después del polémico desalojo de un grupo de okupas que desde noviembre de 2016 permanecía instalado en la ruinosa sede de la antigua Comandancia de Obras herculina bajo el nombre de «Centro social okupado A Insumisa». Los enfrentamientos entre miembros de este colectivo y los agentes que cercaban el edificio —que en los próximos meses será rehabilitado por el Gobierno central— acabaron en un tenso enfrentamiento que se saldó con cinco heridos, dos de ellos agentes. Desde entonces, el movimiento okupa y otros colectivos afines han intensificado sus críticas contra Ferreiro y la edil de Seguridad Ciudadana en las redes sociales, culpándolos de ejercer la «violencia» contra la ciudadanía.

Tras el ataque a la sede de la Marea, una portavoz de este partido, Sabela Pérez, explicó que desde la formación sienten «tristeza, decepción e impotencia» ante lo que califican como una «manifestación de violencia sin razón y sin sentido». «Llevamos una semana muy dura en la que parece que la violencia ha tomado las calles, aunque no es así. Eso contradice nuestra filosofía, nos gusta el diálogo y estamos sorprendidas», matizó Pérez en declaraciones recogidas por Efe. En cuanto a los usuarios de «A Insumisa», la portavoz de Marea Atlántica defendió que desde el mes de diciembre se han realizado «encuentros y ofertas de diálogo» con este colectivo. En este sentido, subrayó que el Gobierno local permanece con la «mano tendida» al colectivo okupa frente a este tipo de actitudes que, entiende, «no conducen a nada».

Repulsa ante lo sucedido

Tras trascender el brutal ataque contra la sede rupturista, todos los grupos municipales expresaron su rechazo rotundo a este tipo de actos violentos. Además de trasladar su apoyo y solidaridad, el Grupo Municipal socialista apostó por el «respeto y el diálogo como fórmulas para expresar opiniones, acuerdos y discrepancias». Por su parte, el BNG coruñés calificó de «despreciable» cualquier actitud y acción violenta. «Nunca será el camino», afirmaron rotundamente los nacionalistas. Finalmente, la portavoz del PP en la ciudad de La Coruña, Rosa Gallego, expresó a través de Twitter su «rechazo absoluto» al ataque, y aprovechó para lanzar un mensaje de ánimo a Ferreiro. «La violencia no se puede justificar jamás», apuntó.